Páginas vistas la semana pasada

jueves, 6 de abril de 2017

Literarias: SOLEDAD - los pliegues ocultos del exilio. Una novela de Carlos Decker-Molina

Carlos Decker Molina, escritor y periodista nacido en Bolivia, ha escrito una nueva novela, Soledad,  con características de thriller político con pasajes  de investigación periodística que comienza sumergiendo al lector en el torbellino de la década del 70 en Bolivia. La tragedia de los desparecidos, un fenómeno común en los años de las dictaduras latinoamericanas, golpea a  Soledad, la protagonista de la novela. Ella impotente observa  como su esposo es arrastrado probablemente a una muerte nunca reconocida por los policías tan anónimos como la muerte misma.

Obligada por las circunstancias busca refugio en el Chile de Allende junto a sus dos hijas pequeñas, Camila y Laura. Allí trata de sobrevivir junto miles de refugiados de otros países hasta que decide ayudar  a un desvalido Javier, un hombre que no parece tener pasado ni identidad verdadera. Solo un pasaporte boliviano y un desamparo que la conmueve. Pero las tensiones en el seno de la sociedad chilena y el posterior golpe militar de Pinochet obligan a Soledad a un exilio aún más lejano, y junto a Javier aterrizan como una familia en Suecia.

Después de transcurridos varios años de convivencia aparentemente normal entre Soledad y Javier, ambos integrados y trabajando, con hijas también con vidas encarriladas en lo profesional, y donde Javier desarrolla una intensa vida social, su gusto gastronómico, su preferencias por los vinos y su ternura de padre y abuelo - aunque biológicamente no lo fuera. Entonces ocurre lo imprevisible, lo que en la pacífica Suecia no parecía posible sucede un 29 de diciembre. Javier ha desaparecido y no ha dejado rastro visible que permita dilucidar si lo hizo voluntariamente o fue secuestrado en su función de periodista de investigación.

Soledad junto a sus hijas, tratan de armar las piezas de una vida sobre la que conocen sólo retazos cuando intentan develar realmente quién era el hombre con el que habían convivido durante tantos años.  En tanto, Ron un hacker afrosueco y amigo de Laura, emprende la compleja tarea de descifrar los secretos de Didi, la computadora que Javier ha abandonado en el apartamento, y donde la familia desesperada espera encontrar por lo menos un retazo de la verdad sobre Javier. Por esos dos carriles conoceremos paso a paso algunos de los pliegues de las zonas más oscuras por donde se movía Javier. En tanto la policía sueca no parece tener mayor interés en investigar la desaparición del periodista.

En el centro de la trama construida por CDM están las “cajas de Gotemburgo” llegadas de Argentina. Las cajas son también protagonistas y provocan muchas interrogantes a lo largo de la novela, sabemos que guardan armas con destino a Kosovo y que podrían estar relacionadas directamente con la suerte corrida por Javier, aunque el nexo de esa relación no esté tan clara. La sospecha crece sin embargo a medida que avanza la novela. No obstante nunca sabremos porqué una parte de ese cargamento quedó varado en el puerto de Gotemburgo. La ruta del dinero queda también en la oscuridad; presumimos que CDM lo quiso dejar en la sombra, junto con otros secretos de Javier, aunque un sobre con una suma nunca revelada es encontrado en un rincón secreto de su escritorio, una herencia para Isabel, la nieta, quien será la destinataria final. 
¿Era ese dinero una parte de lo pagado por las armas?

La desaparición de Javier nos arroja en el escenario del conflicto de los Balcanes que conmovió a Europa en los ´90 cuando nadie pensaba que fuera posible una nueva guerra en el continente. Este es  el otro círculo concéntrico de la historia, con personajes difusos escondidos detrás de seudónimos y mensajes cifrados pertenecientes al mundo del espionaje. La novela recorre la complicada partida de ajedrez de la guerra de los Balcanes y el particular el conflicto de Kosovo donde se enfrentan la guerrilla kosovar con la Serbia de Milosevic. El nacionalismo cerril con raíces en el lejano pasado invade otra vez esta región que parecía haberse olvidado de esos sentimientos bajo Tito. Aunque Serbia es el enemigo común para los kosovares, la lucha por el poder entre las distintas facciones guerrilleras del UCK no son menos importantes… y letales.

Mijail, Hugo y Gunnar son los amigos de Javier que también se esfuerzan por interpretar el motivo de su desaparición y tratan de ayudar a Soledad y a sus hijas a encontrar pistas que descubran la verdad. Pero están tan frustrados como ellas, a veces se sienten traicionados por el amigo. Ellos también conocen solo retazos de la vida de Javier  que no ayudan a esclarecer la verdad sobre el personaje que apenas logramos visualizar, es como un fantasma resbaladizo que se mueve entre dos mundos. ¿Para quién espiaba Javier? ¿Para la CIA o era miembro de los Escorpiones, una célula dormida creada probablemente por los cubanos y activada una vez iniciado el conflicto de los Balcanes?

Milena es otro jocker en el escenario montado por el desaparecido. En las incursiones de Ron en Didi, la computadora abandonada por Javier,  sospechamos que Milena aparece con el el seudónimo de Duva, protagonista de una relación sentimental con Mandrake69 , que el hacker deduce es el propio Javier.

Otro protagonista menos importante, pero siempre presente en el ambiente de la novela, es el crudo invierno sueco como corolario de la trama que transcurre, tal vez una metáfora de la frialdad de los sentimientos del propio desaparecido, sus secretos y manipulación de los seres más cercanos que finalmente intuimos. 

CDM ha sido definido como el escritor del exilio. Sus novelas Tomasa y Soledad son una prueba fehaciente de ese espacio que ha ido ocupando con sus historias de seres de muchos lugares del mundo que luchan por recuperar su identidad y adaptarse a la vida del exilio, a veces sin mucho éxito. Pero también dejando al desnudo que Soledad no es solo un nombre, sino también un sustantivo cargado de demonios y de fachadas que en este caso dejan el misterio de la desaparición de Javier en una incógnita que el lector deberá resolver por su propia cuenta.
Publicar un comentario