Páginas vistas la semana pasada

viernes, 15 de mayo de 2015

La ciudad y los perros

La fiebre del can-can no es la del baile que divirtió a los parisinos en épocas pasadas. Ahora se trata de la fiebre del perro, esos pobres canes que con cara triste pasean con su amo por las calles de los centros urbanos con aspecto de condenados. En Alicante como en tantos otros sitios los canes tienen una presencia bien destacada en las veredas alicantinas. Personas mayores, adultos y jóvenes y también niños salen por las mañanas y las tardes a pasear al perro (y a veces dos y tres) y en una alta proporción de los casos, se trata de  perritos de laboratorio, unas frágiles "ratitas" seguidas por unos tipos enormes. Vaya contraste, un gigante paseando un perro pigmeo.

Con el calor y los largos períodos de sequía el olor a orín por las calles se hace insoportable cuando uno sale a pasear para disfrutar de un atardecer y una caída de sol por plazas y parques. Pero los peores amos son los que no recogen los excrementos de sus amadas mascotas. No, estos personajes que en algún momento quisieron tener una compañía juguetona en la soledad del hogar para que les haga compañía o entretener a sus pequeñines,  dejan en las veredas estos recuerdos que hay que ir esquivando como los esquiadores de slalom, y que más de un desprevenido pisa si no está atento a lo que le aguarda en las aceras. Aquí hay que mirar al suelo y no al cielo cuando se camina, evocando la anécdota de Thales de Mileto que cayó en un pozo por mirar a las estrellas. En este caso perruno es más bochornoso ya que es la suela del zapato la que recoge el regalo y lo distribuye por el suelo aumentando el daño ambiental.

Sé amable lector, que este tema puede ser antipático, pero no se trata sólo de un problema estético. Los excrementos caninos pueden ser una verdadera fuente de enfermedades (1) que tarde o temprano podrían afectar a grandes y chicos y a otros animales. Algo que la gente se lo viene tomando con verdadera indiferencia por ignorancia o por inescrupulosos. Los parásitos son una latente amenaza que pueden traer serias consecuencias. Las autoridades deberían establecer normas muy duras para los que simulan olvidarse de recoger las heces de sus amadas mascotas. Por ejemplo multas bien dolorosas para el bolsillo del que infringe las normas y que les duela como una brasa en el bolsillo a los transgresores. Y lo que es peor, los amos de perros que por razones económicas o porque ya no pueden cuidarlos los abandonan, convirtiéndoles en perros callejeros que al final son atrapados por la perrera. Y alojados luego en esos campos de concentración caninos esperan la muerte, hacinados allí para luego ser sacrificados. Una verdadera vida y muerte de perro que no se merece el mejor amigo del hombre.

(1) Mejor respuesta:  Sobre todo parásitos: (Toxocaras, Ancylostoma, Trichuris, etc) capaces de infestar personas. Los huevos microscópicos de dichos parásitos introducidos en nuestro organismo, pueden desarrollarse y producir la misma sintomatología intestinal (diarreas, constipación, obstrucciones, etc) y sistémica (anemias) que cualquier otro parásito con especificidad humana (toenias, ascaris, etc). Pueden inclusive abandonar el intestino e invadir otros órganos (hígado, pulmón, etc), generando así formas clínicas más graves conocidas como síndromes de larva migrans.

Los excrementos de perro son también un reservorio de otro parásito unicelular microscópico llamado giardia dudodenalis, un frecuente agente productor de diarreas en niños y adultos, como de ciertas bacterias enteropatógenas llamadas salmonellas.





sábado, 9 de mayo de 2015

Tiempo de votar

Este domingo 10 de mayo se celebran las elecciones departamentales en Uruguay y el 24 de mayo las elecciones en las comunidades autonómicas y alcaldías de España. Dos citas para los ciudadanos de ambos países marcadas por muy diferentes procesos que enfrentan a distintas fuerzas políticas con objetivos muy diversos. En Uruguay un Frente Amplio (FA) de izquierdas con una clarísima ventaja de su candidato a la intendencia de Montevideo Daniel Martínez.  Además el FA  gana cada vez más adeptos en los departamentos de todo el país que antes votaban preferentemente a blancos y colorados, "por tradición", y ahora las nuevas generaciones atienden a los programas y a las promesas cumplidas o repudian las incumplidas por los demagogos de siempre. En España se rompe el predominio del Partido Popularque gozaba de una mayoría absoluta en varias comunidades autónomas y numerosas alcaldías, afectado el partido por el tsunami de la corrupción que castiga a este partido. Y también al PSOE le cuesta recuperar el favor de los ciudadanos por casos de corrupción o políticas económicas que rozaban las estrategias neoliberales y que nunca pudieron explicar satisfactoriamente.


El populismo de los caudillos departamentales uruguayos en décadas pasadas creaba como en la Roma antigua una red de lealtades donde los individuos claves para la confección de esa red eran personajes expertos en transformarse en una polea de transmisión entre los candidatos con fama de "caudillos" y el electorado "leal"al que invitaban con asado y vino tinto en los comités del barrio. Esa cultura de ofrecer  "favores", ya sea un empleo público en el estado o en los municipios, o la oportunidad de participar en algún tipo de negocio más o menos turbio dejaban sin mucha alternativa al elector. A su vez en España los presidentes de las comunidades y los  alcaldes españoles que fueron atrapados en las redes de la corrupción  hacían favores a empresarios y caudillos locales recibiendo a cambio un porcentaje de los beneficios obtenidos. Un caso emblemático es del ex-tesorero del PP Luis Bárcenas y el de la familia Puyol en Cataluña. Tal es así que la Justicia española tuvo que reaccionar a través de algunos de sus jueces para detener y hacer aflorar ese río subterráneo de enormes fortunas escondidas en paraísos fiscales.


Las imputaciones y juicios a estos ladrones de los recursos  públicos se ha ido acentuando, con esto no quiero decir que los brotes de corrupción no existan o seguirán existiendo en todos las organizaciones políticas y todavía haya mucho por destapar, pero cada vez se hace más grande el espacio que encierra una cultura que promueve el bien público y no los caprichos y fortunas de los que detentan el poder. En España la izquierda quiere renovarse a través de un nuevo partido, Podemos, y del PSOE que más volcado nuevamente a la izquierda, tiene en su agenda reformas que apuntan a beneficiar a los que fueron desposeídos por las políticas de recortes indiscriminados del PP y que afectaron directamente a una tercera parte de los españoles. En Uruguay no faltan casos como estos aunque el tamaño de la "mordida" no fuera del tamaño de las españolas, pero la tendencia ha sido la misma en algunos municipios. Por eso el FA con su ya reconocida experiencia y transparencia en los asuntos públicos, aunque haya mucho por hacer, rompe con la impunidad y los secretos de las élites que han detentado el poder durante tantas décadas o las heredaron de sus antepasados. España por su parte tendrá un proceso más largo con toda seguridad, pero comienza a despertar una opinión pública cansada de tanta impunidad y descaro donde robar era ya una especie de competencia entre los corruptos para comprobar quien podía llevarse la tajada más grande del pastel ibérico.