Páginas vistas la semana pasada

viernes, 28 de octubre de 2016

CRISTIANOS DEL MUNDO UNÍOS

El Papa saluda a un grupo de argentinos
en la plaza del Vaticano. Foto: Alberico Lecchini
El Papa Francisco realizará el próximo 31 de octubre una histórica visita s Suecia. Durante dos días Jorge Bergoglio será el centro en las actividades religiosas como misas públicas en estadios deportivos, y otras más selectivas donde participarán el primer ministro sueco Stefan Lövfen y los reyes suecos, así como actividades menos religiosas pero que estarán dentro del marco de la celebración ecuménica de los 500 años de la Reforma, es decir cuando parte del mundo cristiano se dividió entre el luteranismo y el catolicismo. El esfuerzo por unir y dejar atrás las confrontaciones que llevaron al mundo cristiano a guerras enlazadas con el poder político de los reyes europeos, y que dejaron durante siglos cientos de miles de muertos en nombre de Dios, es una iniciativa que está en el esfuerzo del Papa Francisco para acercar a las dos corrientes dominantes en la Europa Occidental. Y el protestantismo evangélico sueco, que en este momento está dirigido por una mujer, la arzobispo Antje Jackelén (la primera mujer en llegar al máximo puesto en la jerarquía de esta iglesia) es una firme defensora de que el mundo cristiano debe unirse a través de valores compartidos que tienen sus raíces en la prédica de Cristo.
Es de recibo que también es un esfuerzo por presentar un frente común ante los sectores más conservadores dentro del mundo cristiano así como el avance del islam en Europa protagonizado por la inmigración desde los países musulmanes. Así como la amenaza terrorista y la creciente xenofobia y racismo dentro de los propios países europeos.

Se espera entonces que decenas de miles de creyentes invadirán la medieval ciudad de Lund donde llegará el Papa en su primer día y donde celebrará una misa en la milenaria catedral de la ciudad, unos de los importantes centros del cristianismo antes y después de la Reforma. En Suecia se calcula que hay unos 100 000 católicos, un grupo religioso que a ido creciendo con la inmigración y asimismo porque muchos suecos también han vuelto sus oraciones hacia el Vaticano. El mensaje de ambas iglesias será por la paz en el mundo y la solidaridad con los refugiados que en esta nueva época de guerras y conflictos origina una catástrofe humanitaria con millones de desplazados y decenas de miles de muertos. En Suecia la iglesia protestante es uno de los pilares de solidaridad con los más desprotegidos, los sin papeles y los que no han recibido el status de refugiados y tienen la orden de expulsión del país. El Papa Francisco ha expresado su admiración por Suecia porque es el país junto con Alemania donde más refugiados han recibido la posibilidad de buscar refugio.

No obstante, las autoridades suecas están muy preocupadas por la seguridad del Papa, por lo que se espera un desplazamiento de seguridad similar al que tuvo el presidente Barack Obama en su visita al país. Si bien el Papa se desplazará en su coche blindado, sus imprevistos saltos al protocolo de seguridad son un dolor de cabeza para los agentes que tienen la misión de protegerlo. A Jorge Bergoglio le gusta bendecir a los niños, a los minusválidos o saludar a algún argentino que le grita desde el público. En los medios de prensa suecos se especula de una posible amenaza contra Francisco por parte del Estado Islámico, IS,  algo no confirmado por las autoridades. En todo caso la afluencia de decenas de miles de cristianos y otros curiosos de toda Escandinavia que invadirán las medievales calles de Lund, serán un fuerte dolor de cabeza para los encargados de organizar el evento y de su seguridad. Además hay más de 500 periodistas de todo el mundo que cubrirán la visita.
Sí, para muchos creyentes el Papa y Dios bajarán a la tierra el 31 de octubre.

lunes, 24 de octubre de 2016

Libros en la Nube


Hola, copiando el siguiente enlace y luego pegándolo en el buscador de Google u otro que use, el interesado en leer alguno de mis libros de cuentos puede acceder a él a través de hacer click en el título del libro y disponer de una versión digital. Este es un mes de promociones de Amazon. Buen viaje y gracias si decide a bajarlo de la Nube.


https://www.amazon.com/s/ref=la_B01J5VB2A6_B01J5VB2A6_sr?rh=i%3Abooks&field-author=Alberico+Lecchini&sort=relevance&ie=UTF8&qid=1469637940

lunes, 17 de octubre de 2016

Cuentos en la Nube TARDE DE MATADORES

Las corridas de toros son cada vez más impopulares entre las nuevas generaciones españolas que se niegan a aceptar esta antigua tradición donde los toreros con éxito cobran la dimensión de un mito. El toro es la víctima en un dramático escenario que puede terminar en tragedia. Presenciar la lidia para los que son ajenos a esta tradición puede causar un sentimiento de malestar y rechazo ante la indiferencia del público.


Sol y arena, gente alegre cargada de canastos con comida y bebida; niños, ancianos, madres y hermosas jóvenes y atildados caballeros con trajes típicos se apresuraban a sentarse en las gradas.  La música partía de una banda de 40 entusiastas que recorrían la plaza con pasodobles y marchas marciales, pisando la arena dorada  donde se destacaban dos círculos blancos y concéntricos, esa arena donde el público  esperaba  impaciente que se manchara pronto con la sangre roja del toro. Es una tarde de fiesta en la Plaza  donde llegaron  Rosa y Elías, invitados por César, un amigo que quería agasajarlos con la fiesta más popular de la provincia.

- Esto parece más la fiesta de una muerte anunciada - comentó Rosa horrorizada antes de que comience la lidia.
- Pensar que que hay gente que puede llegar a amar estas lidias sin impresionarse, al contrario, vitorean y se emocionan cada vez que el toro fracasa  en ensartar al torero con sus cuernos- respondió Elías, entre impresionado y confundido.
- Lo dudo, para mí creo que va a ser hasta medio traumático... - dijo temerosa Rosa.
- Bueno, tal vez no sea para tanto. Como nos dijo César, debemos admirar la destreza de los hombres y especialmente del torero, y no el sufrimiento del toro. Por eso nos regaló los billetes - reflexionó no muy convencido Elías. La verdad es que toda esta historia de las lidias me terminan dejando un sabor amargo en la boca. Aún sin presenciarlas. Creía que podía llegar a ver al torero como lo hace Ernest Hemingway en la novela Fiesta, pero cada vez lo dudo más - agregó Elías.

"Una tradición que lleva milenios se desplazará por primera vez ante nuestros ojos", piensa Rosa. "Habíamos jurado que nunca iríamos a una Plaza de Toros para ver morir a un animal torturado durante una media hora por una grupo de peones, banderilleros y piqueteros, y finalmente liquidado por el matador. Creo que me arrepiento de haber venido", reflexionó para sí misma. Pero no quería influir más en Elías porque fue él quien con más entusiasmo aceptó los billetes porque quería concurrir a la Plaza de Toros y ver con sus propios ojos que tan terrible era aquello que habían comentado antes de venir a la Plaza.
Esa tarde, allí frente a los ojos de la pareja, se daban cita unas 5 000 personas. Por encima de los altos muros de la Plaza podía divisarse una milenaria fortaleza  y los techos de tejas rojas de las casas blancas que bajaban por la falda del cerro. El calor era atemperado por la brisa fresca proveniente del Mediterráneo que entraba por las numerosas y anchas  troneras emplazadas a lo largo de la estructura circular. 
Entre la muchedumbre Rosa y Elías descubrieron que muchos hombres fuman gruesos puros que perfuman el aire confundiéndose con los fuertes olores de orín y estiércol que provienen de los establos donde caballos y toros estaban resguardados, esperando el gran momento, junto a los tres jóvenes matadores que hoy harían su debut en esta Plaza. Según les dijo César, eran principiantes pero con mucho talento y que hacían su primera lidia frente a un numeroso público, es decir que por primera vez tenían que matar al toro y llenarse de gloria o renunciar al sueño de matador.

 Antes del comienzo de la lidia las botas de cuero cargadas de vino pasaban de mano en mano con más rapidez entre los grupos de amigos que venían a divertirse, y el ejemplo más exótico era un pequeño barril de madera de unos cinco litros de capacidad, del cual sobresalía un trozo de caña hueca por donde bebían el vino los numerosos compinches que la compartían, observó Rosa.. 
- Aquí está todo permitido, canilla abierta para el que quiera - comentó ácidamente ella.
- Y nosotros que trajimos solo agua - dijo resignado Elías relamiéndose los labios.

Entonces en ese momento sonaron las  trompetas anunciando la entrada de los toreros, precedidos por dos jinetes vestidos de negro con sombreros de fieltro del mismo color, adornados con dos largas plumas con los colores de las banderas de España, el rojo y el amarillo.
La gente aplaudía y gritaba palabras de aliento, y desde el palco de honor el presidente de esta lidia, saluda y da su aprobación para que comience la corrida.

- Cuánta tradición y cuánto teatro hay en este espectáculo. Y mirá como el público se enloquece. Como si fuera un derby entre el Barcelona y el Real Madrid -señaló Elías sardónicamente al oído de Rosa que apenas si llegó a escuchar  lo que decía 

- ¡Eh chavales! Vosotros no sois españoles, ¿verdad? - dijo efusivamente un hombre cincuentón, de prominente vientre y que lucía una gorra  que tapaba probablemente una extensa calva. De su grueso cuello colgaba una pañuelo rojo y las mejillas las tenía encendidas y coloreadas por el vino.
- Usted a acertado, amigo - contestó Elías temeroso de que el hombre a su lado hubiese escuchado la conversación entre ellos y quisiera iniciar un pleito.
- Me llamo Antonio -dijo el tipo con simpatía. Y saben? Siete toros dejarán de respirar esta tarde - afirmó con convicción. - Sus vidas hubieran sido apagadas de todas formas, aún cuando el matador hubiese fracasado en su intento de clavarle la espada en el corazón. Una vez que pisaron la arena no hay retorno, pobrecillos - dijo con un tono de aparente compasión. Y prosiguió - Si por algún milagro el toro saliese con vida, por ejemplo en caso que hiera o mate al torero, lo cual como se podrán imaginar no es muy frecuente, ja ja ja! los peones se encargarán en el establo de dispararle una descarga con una pistola eléctrica, y lo dejarán seco, ja ja ja! - se reía Antonio como si fuera la broma más divertida de la tarde.

En ese momento un toro negro salió con paso raudo y desafiante a la arena, bajo los gritos ensordecedores de los espectadores y la música de las trompetas.

- Ese toro debe pesar media tonelada, sin dudas - indicó Antonio muy seguro de sus cálculos y previsiones. - Les puedo asegurar chavales de que tiene los minutos contados, cada lidia no lleva más de media hora, se los prometo… 

Pero durante ese período el toro intentará con sus cuernos y atropelladas reivindicar su fama de toro bravo atacando a todos los que se les ponen enfrente, los peones con sus trajes ajustados de diversos colores, algunos de mayor rango en camino de ser toreros, llevan lentejuelas de plata; o finalmente a su futuro verdugo, que viste traje de lentejuelas doradas y medias de seda rosadas.
- La pose y el traje ajustado me parecen muy femeninos - comentó Rosa irónicamente al observar la coreografía de aquéllos machos entre los machos, más parecida a un grupo de ballet por sus trajes ajustados, la montera negra que adornaba sus cabezas, que un grupo de verdugos. Luego descubrirían que en algunos momentos de la lidia el matador se movería con pasos de baile y poses estudiadas, que dependiendo de la habilidad de cada uno, encantaban al público, por ejemplo cuando le daban la espalda al toro.

 "Ese toro no se va a dejar matar muy fácil", pensó Elías. Al trote el burel como lo llamaban también al bravo animal, recorrió la arena buscando enemigos. Entonces los peones hicieron la primera y menos dramática parte de la lidia, desafiaron al toro con sus capotes de color rosado, y tan pronto este los atacaba  se escondían detrás de la barreras de protección. Otros, más duchos hacían algunos pases de principiantes, pero suficientes para que el toro comenzara a levantar presión y agresividad. 
Luego las trompetas hicieron el anuncio de la entrada de los dos piqueteros a caballo, vestidos con trajes negros ajustados y sombreros de ala negra, y los equinos protegidos por un pesado peto que los salvaguardaba de las afiladas astas del toro cuando lograba atacarlos con certeza.

- Les cuento que esta es la primera parte de la lidia a la que se expone el toro, ya que es atraído a atacar al caballo, que con los ojos vendados como pueden ver, no puede esquivar la violenta carga del toro. Es la habilidad del piquetero lo que le salva. Entonces este aprovecha la oportunidad para herir en el lomo al toro con su lanza - señala Antonio con la mirada alucinada por el entusiasmo de lo que se avecinaba, y probablemente por el vino de su bota.

La coreografía se repetía, los toros y los toreros fueron desfilando en un escenario manchado de rojo ante un público exigente que quería que las orejas de los toros fueran cortadas con más rapidez y menos torpeza por los novatos toreros. El sol comenzaba a ocultarse detrás de los muros de la Plaza. Y los toros salían  arrastrados por la arena por un tractor rumbo a los establos donde lo descuartizarían para vender la carne, según les dijo Antonio..

- ¡Vean, vean! gesticulaba el hombre cuando el último toro a lidiar derribó de una cornada al caballo en una embestida rápida. La gente se levantó de sus asientos, las mujeres dejaron de abanicarse temblando de emoción ante la posibilidad de que  el toro clavara sus cuernos en la parte desprotegida del vientre  del pobre caballo, que debido al peso del peto, debió ser ayudado a pararse sobre sus cuatro patas por varios peones, mientras otros distraían al toro con las muletas rosadas y gritos de desafío. 
- ¡Toro! ¡Toro! gritaban mientras el público aullaba.. Ni Carmen ni Elías entendían si los aplausos iban para el toro o para los hombres en la arena que habían logrado apartar el peligro. 

- Miren, ahora entran en acción los banderilleros. Esos son los más valientes para mí - expresó sin dudar Antonio mientras remachaba su afirmación bebiendo hábilmente un trago de vino que salía de la bota como una largo y delgado chorro de color rojo intenso.

Los banderilleros, a los que había que reconocerles su habilidad y valentía -pensó Elías- , corrían al encuentro del toro que los esperaba y reaccionaba atacándolos, pero los habilidosos y ágiles jóvenes esquivaban el ataque y  clavaban en el lomo las banderillas y huían rápidamente  hacia las vallas de protección. La sangre comenzaba a emerger del cuerpo  del animal a medida que las seis banderillas clavadas hacían su trabajo sobre el lomo. 

- Esto es horrible. No me lo puedo creer. Es que no se dan cuenta de cómo sufre ese pobre animal? - le decía Rosa a Elías al oído mientras se abrazaban con fuerza.
Antonio percibió el estado de ánimo de la pareja y para animarlos dijo:

- Es ahora cuando el matador comienza su faena, la última fase con el toro enardecido pero ya algo cansado y confundido. Lo hará girar detrás de su muleta rosada durante varios pases, ven eso es una Verónica, eso otro un Molinete, más o menos arriesgados, más o menos vistosos. 
- Olé, Olé - gritaba el público todavía enardecido a pesar de lo larga que había sido la lidia.

El toro cansado y con la lengua colgando ya no respondía con la misma agresividad, notó Elías que deseaba que aquello terminara lo más pronto posible.. 
- “Ese toro pide la muerte” gritó alguien del público cercano a ellos.
 - Bendita sea la cultura taurina que el toro sabe cuando es hora de pedir la muerte- dice Elías sin dirigirse a nadie y a todos a su alrededor. Pero nadie le da importancia a su comentario. Esperan expectantes  que el matador con la espada escondida esta vez debajo de la muleta roja, clave el acero hasta la cruz en el sitio preciso detrás de la nuca del toro y este comience a flaquear mientras los peones con sus capotes lo confunden aún más. Finalmente la estocada ha sido certera y el toro cae de costado, con sus cuatro patas convulsionadas por los estertores de la muerte. 

- Joder! esta lidia sí que estuvo buena. Una oreja para el matador, sin dudas. La única, porque debo decirles chavales que en las otras seis lidias los toreros estuvieron bastante flojos. Claro, eran principiantes. Pero este último chaval promete. Bueno, ¿ qué les pareció? preguntó Antonio con cierta esperanza que aquellos extranjeros salieran conformes  luego que finalizara el espectáculo.
- Muy emocionante por momentos, pero muy cruel e injusto con el toro –respondió Elías diplomáticamente.
- A mí me ha dejado pasmada tanta sangre y regocijo del público a la vez. Una porquería de fiesta -dijo Carmen intentando sacarse la bronca que tenía adentro y le oprimía el pecho con el vecino de las gradas.

¡Ah!, entiendo -respondió Antonio sin ofenderse-  Eso es porque no han nacido en España, chavales! Ja, ja! –fue su jocosa respuesta mientras se dibujaba en su cara una ancha sonrisa y agitaba la bota de vino ya vacía de contenido. A sus espaldas la arena estaba vacía, sólo un rastro de sangre púrpura rompía la armonía dorada del escenario.

jueves, 6 de octubre de 2016

ATROPELLEMOS AL RITMO DE LAS CACEROLAS

La inseguridad que muchos ciudadanos perciben en distintos países del mundo se refleja con más o menos intensidad en la vida política de esas sociedades. Así los afroamericanos en EEUU salen a protestar por las muertes de ciudadanos negros a manos de la policía y reclaman más seguridad y la condena a los racistas con uniforme. En Uruguay por la muerte (es el ultimo caso conocido) de un vecino de Carrasco a manos de un delincuente despertó una ola de protesta en los barrios de Pocitos y Carrasco. Como siempre que alguien nos acerca las grabaciones pertinentes, la revista Chismes y Rumores las evalúa y de ser de interés público, las publicamos.Esto ha sido lo vertido en una charla entre dos conocidos líderes de la oposición. Y recuerden, todo son chismes y rumores.


- Hola Pedrazo, te llamo porque quería saber si estabas enterado del ultimo caso de violencia.
- Mirá Cuquito, estaba justo por llamarte por lo mismo.
- Esto es un desastre, INSOPORTABLE, ya no estamos seguros en ningún lado, nos matan frente a nuestra propia casa.
- Si, la inseguridad me quita el sueño. Le dije a mi mujer que comprara algunas ollas para tener de respuesto en caso que salgamos de nuevo a cacerolear.
- Te parece que alcanza con eso Pedro?
- ¡Claro que no! Vamos a disolver las Cámaras. Y se acabó Bonomi. Que no nos mienta más. ¿Que el número de delitos ha bajado? ¿Que las cámaras de seguridad darán más protección? ¿Que hay más policías vigilando? Tenemos que aprovechar que estamos en la cresta de la ola de la indignación popular.
- Pedro, no te embalés tanto, en realidad no hubo tanta gente en la protesta.
- No importa, nuestra prensa hizo como que la hubo. Además todo el mundo ya está más sensibilizado. Tocás el tema en cualquier boliche y la gente salta indignada con el gobierno.
- Bueno, ya que pedimos que se disuelvan las Cámaras pidamos que renuncie el gobierno inmediatamente y claro, nuevas elecciones!
- No tenemos mayoría para conseguirlo…pero llamamos a interpelar a Bonomi y seguimos con la ofensiva, sin darle respiro al enemigo. Y luego el siguiente paso.
- Pero Pedro, tengo un reparo, tu viejo disolvió las cámaras en los ´70 y quedó pegado por aliarse con los milicos, ¿no es poco arriesgado ir tan lejos? Yo me conformaría con la renuncia del gobierno o por lo menos la de Bonomi.
- No, estos están encaramados al poder, cuidan sus sillones y no van a levantar el culo. ¿No ves que están ahí argumentando que los votaron y representan la mayoría? Eso es ya  obsoleto. La Constitución me ampara. Artículo 147.
- Pero se trata de una persona asesinada por un ladrón desesperado. Me da un poco de temor exponernos así. Mirá si los republicanos van a pedir la renuncia de Obama por el montón de negros que mata la policía. O si los peronistas van a exigir la renuncia de Macri por la cantidad de homicidios que ocurren en Buenos Aires todos los días. Estamos pisando terreno muy resbaladizo. En realidad antes era peor cuando gobernábamos nosotros, blancos y colorados. Además las estadísticas muestran que Uruguay es el país más seguro de América Latina.
- ¿Quién se acuerda de eso? ¿Quién lee esas estadísticas? No te preocupés, nuestro principal sostén para seguir armando el tinglado son los medios de comunicación que están en manos de gente bien. Nos apoyan, nos aman, ven en nosotros los verdaderos adalides de las libertades.
- Y bueno, si vos te animás yo te sigo. Para mí este ultimo homicidio fue la gota de agua que rebasó del vaso. Además las encuestas muestran la caída estrepitosa del Fraude Amplio. ¡Perfecto! ¡Elecciones NOW! ¡NO MERCI! Vamos a arrasar con todo lo que se ufanan de haber construido. ¿Qué es eso de redistribución de la riqueza? Puro marxismo.
- ¡Exacto! Hay mucho para desbrozar. Le pediremos la motosierra a tu viejo. ¡Qué hombre más previsor! 
- Bueno, ¡manos a la obra! Patria o Muerte. ¡Venceremos!
- ¡Epa! esa consigna era de los comunistas tupamaros. Tenemos que buscar otra.
- A ver si te gusta esta: Tierra y Propiedad. ¡Triunfaremos!
- Bueno no está mal. ¿Pero que te parece esta otra? Más cárcel y terror policial. ¡Liquidemos!


… y recuerden, sólo son chismes y rumores. Hush-Hush!!

domingo, 2 de octubre de 2016

Adiós Pedro Sánchez...

.... Bienvenida Susana Díaz

Como ya es de costumbre la revista Chismes y Rumores ha obtenido la primicia de una conversación privada entre la líder del PSOE en Andalucía Susana Díaz y el ex-presidente Felipe González. Ambos se han esforzado al máximos por sacar de la troya al ex-secretario general del partido, Pedro Sánchez. 


- Bueno Feli-pillo, al fin renunció ese incombustible de Pedrito. Mira que nos dio trabajo.
- Tuvimos que descargarle toda la artillería. Mira que querer formar un gobierno con Podemos y los nacionalistas. ¿Está loco? ¿Ibamos a convertirnos en Venezuela?
- Oye majo, es que Pedrito sabía que yo estaba a la cabeza de esta movida, y no en la cola como lo digo a menudo, pa disimular, te enteras Feli-pillo? Me tiene envidia porque soy muy popular en Andalucía.
- La humildad no es tu fuerte, guapa. Pero creo que el desgaste que yo le hice tuvo más repercusión mediática. No le di la posibilidad de defenderse y desmentirme con aquello de que me dijo que iba a abstenerse en la segunda votación para que Rajoy formara gobierno. Lo dejé pegado.
- Si cariño, pero te olvidas del impacto que tuvo cuando todos los delegados andaluces se le echaron encima, mi gente se retiró masivamente del Comité Federal. Lo dejamos tecleando y le bailamos el flamenco en sus propias narices.
- Bueno, a mi los radicales del partido me dicen que soy un florero chino, pero les demostré que mi palabra pesa más que esas monadas orientales. Por cierto, en mi mansión tengo algunos que adornan mis aposentos.
- Si Feli-pillo, yo confío en ti como soporte a mi candidatura. Porque ahora sí que me voy a poner a la cabeza del partido.
- Por supuesto querida, ah! y tengo el saco de pana todavía colgando en el guardarropa. Te lo prestaré para que te embebas de aquéllos tiempos cuando recuperamos la democracia y luchábamos contra la injusticia y las décadas de infamia del Caudillo.
- Me encantaría ponérmelo, así la gentuza, que me critica por dar un golpe junto a los otros barones del partido, cierran la boca y se fían de los símbolos que tanto orgullo inflama a la mayoría silenciosa del PSOE.
- Me alegro que tomes el bastón de mando con tanto optimismo. Ya tengo apalabrado a El País para que cargue las pilas y ponga a sus mejores periodistas a trabajar por tu candidatura. Eso sí, tiene que ser un trabajo sutil para que una vez que te elijan secretaria puedas hacer lo que todos los socialistas de pura cepa esperamos: que permitas a Mariano formar gobierno.
- Si, prometeremos un trabajo serio de oposición, pero no descarto hacer una a alianza bajo cuerdas con Ciudadanos y enviarle algún que otro guiño al gallego, para que todo siga deslizándose hacia una España de grandeza. Eso es lo que importa, ahora que estamos saliendo de la crisis. O por lo menos eso es lo que dice Rajoy. El partido en segundo lugar. Eso lo tengo claro. Y los militantes que quieren más pureza ideológica que aprendan a vivir en una sociedad moderna y de consumo. Si al final es lo que quieren, no?
- Sí, nada de proponer reformas disparatadas como las que intenta discutir Podemos. Aunque para que la gente no se confunda también hay que dar algunas señales con los colores socialistas.
- ¿Qué sugieres querido amigo?
- Pues por ejemplo siempre ofertar un poco más a la hora de presentar Rajoy los presupuestos. Ellos dicen 5 euros más para los jubilados, nosotros prometemos 10. De esa manera vamos por delante. Pero nada de mencionar subir impuestos. Yo ya pago mucho y no quiero sorpresas. Mi casita de 350 m2 cuadrados y el terrenito de 500 m2 ya pagan muchos impuestos.
- Deberías disimular más tu fortuna. Me enteré que también tienes una mansión en Tánger.
- Por favor no lo comentes que es un secreto.
- No Feli-pillo, no te preocupes, eso sí no te olvides de invitarme, que me muero por conocer tus jarrones chinos.