Páginas vistas la semana pasada

martes, 24 de septiembre de 2013

Más cadáveres en el guardarropa de Pippa mediaslargas

Imagen del registro publicado por DN
Los ecos de los escándalos apenas van camino a  apagarse en este país cuando nuevos casos salen a la superficie para ir opacando aún más la imagen de Suecia, donde los derechos humanos se dice son respetados. Pero lo cierto es que en realidad es una verdad a medias. El matutino Dagens Nyheter (DN) publicó ayer y hoy  que la policia de la provincia de Scania tiene un registro de nombres de más de 4000 personas de origen romaní en su archivo. Desde niños de teta hasta ancianos figuran en la larga lista de nombres. Personas que por supuesto no están implicadas en hechos delictivos. Porque entre los tartamudeos de los jefes policiales y sus condenas a dicho registro de los llamados "itinerantes" en una conferencia de prensa, se dijo que en principio era una lista elaborada para identificar a delincuentes o sospechosos de haber cometido delitos en la región.Y la fantasía de quien la elaboró, un antiguo jefe policial ya retirado que el vespertino Aftonbladet entrevistó, fue más allá de lo permitido por la ley, incluyendo niños y adultos que no han cometido delito alguno, sólo están unidos por lazos familiares con los sospechosos o los que ya han sido condenados por la justicia.

La ley prohibe a cualquier autoridad estatal elaborar registros por etnicidad, sólo deben ser incluidos los nombres de las personas sospechosas o que han cometido delitos independientemente de si son suecos, rumanos, uruguayos o chilenos. No hay que olvidar que este país, y la provincia de Scania en particular, tienen sus antecedentes de haber hecho la vista gorda cuando la Alemania nazi enviaba sus trenes a Escandinavia, bien para transportar el hierro de las minas del norte de Suecia, como para transportar tropas hacia la ocupada Noruega. Existe en el país una creciente inclinación a mirar cada vez con más prejuicios al extranjero, especialmente si son "gitanos", siguiendo las tendencias en otros países de Europa. La indignación entre los sectores "progres" es masiva y condenatoria, pero el registro parece existir desde el 2005, si es que los que dicen conocer su existencia dicen la verdad. Cómo es posible que nadie lo hubiese denunciado antes? El mismo no podía ser objeto de estudio por un solo individuo, sino por toda la dirección policial, como se sospecha. Ahora se abrieron varias investigaciones y no sería extraño que hasta algún ministro deba abandonar su cargo por ignorancia o complicidad en la confección del archivo, o por mirar para otro lado cuando las luces rojas pestañeaban hasta derretirse.

El otro escándalo conocido hoy ha sido el de la ex-ministra de Cooperación para el Desarrollo, Gunilla Carlsson, quien percibía su sueldo de los recursos asignados al fondo para los países en desarrollo, y no del presupuesto asignado por el estado a los otros ministerios. Estos fondos para el desarrollo fueron además reducidos por el gobierno de la Alianza, compuesta por partidos de centro-derecha, del 1 al 0,7 por ciento del PIB, ya en su primer período de gobierno  comprendido entre 2006 y 2010. En total lo percibido por la ministra se trata de más de 1 millón y medio de dólares durante cuatro años. Si bien no es una suma importante en el contexto del fondo para la ayuda al desarrollo, que consta de unos de 3 000 millones de dólares, lo es en la dimensión moral de la acción. Que los contribuyentes aporten esos fondos para combatir la pobreza en el mundo sean luego recortados para pagarle el sueldo a la ministra y su colaborador, ponen en tela de juicio el sentido común de este gobierno. Pero además su responsabilidad política. Será por eso que Gunilla Carlsson renunció a su puesto apenas unos días antes de que se conociera de donde provenían sus ingresos? Se habrá enterado el gobierno de antemano, y para salvar los platos rotos, le pidieron la renuncia para aplacar a las jaurías de reporteros que se abalanzarían sobre ella... y sobre el primer ministro Fredrik Reinfeldt y su ministro de RREE, el elocuente Carl Bildt? Fácil de sospechar pero difícil de probar.

sábado, 21 de septiembre de 2013

Tradiciones que duelen

Probablemente no existen sociedades donde no hayan tradiciones con un contenido morboso y agresivo contra los más débiles. Tal es el caso de un centro de enseñanza privado sueco que ha sido noticia en los medios al iniciarse el semestre de otoño , luego que se denunciara el caso de acoso y tortura de dos alumnos principiantes quemados con una plancha. Al mejor estilo inglés este colegio de bachillerato recibe cada año nuevos alumnos a quienes sus compañeros que cursan el último año los hacen pasar por la prueba de los principiantes, es decir pruebas humillantes y a menudo dolorosas para quienes las sufren.

El caso al que nos referimos fue un hecho más denunciado sobre este colegio, el instituto Lundberg, donde asisten principalmente alumnos de familias adineradas cuya ambición es que sus hijos e hijas sean en el futuro personas destacadas en el mundo de los negocios, la política, etc. El colegio tiene una larga tradición y fue fundado con un régimen semejante al de los colegios ingleses del siglo XIX. Es decir en régimen de internado, y desgraciadamente siguiendo esa tradición de abuso de poder para quebrar a los más débiles, con acosos físicos y psicológicos y convertirlos en "esclavos" durante el período de iniciación. Tal vez nadie como el escritor Jan Guillou refleje mejor ese ambiente en su novela "Ondskan" (Maldad) donde cuenta su propia experiencia de acoso y rebeldía ante esos intentos de sometimiento que sufrió.

En todo caso lo ocurrido recientemente con esos dos alumnos, uno de ellos tuvo que ser atendido en el hospital con quemaduras producidas por una plancha caliente en la espalda para quebrarle su voluntad, muestra lo permeable que pueden ser las leyes cuando se trata de gente con dinero. La reacción de las autoridades de la enseñanza fue inmediata ante el hecho ocurrido ya que las repetidas denuncias por malos tratos venía llenando el vaso de la paciencia de la Dirección de Inspección Escolar, que ordenó el cierre inmediato de este centro estudiantil. Pero las familias de los alumnos reaccionaron cerrando filas y apelaron a la justicia para anular la decisión por considerar que la medida era demasiado severa. Ante las cámaras de la tv padres y alumnos reflejaban el gran pesar que les había producido la decisión, y comentaban lo grandioso que era ese colegio y lo bien que se encontraban. Y la justicia les dio la razón a pesar de las repetidas denuncias sobre este tipo de malos tratos que venían siendo difundidos por la prensa, y la promesa de la dirección del colegio de corregir la cultura del acoso entre los alumnos. La DIE apeló la decisión judicial pero también en segunda instancia le dieron la razón a los padres y el colegio reinició sus actividades.

Las consecuencias posteriores de este escándalo fue el cese del director por no haber aplicado las medidas necesarias que habían sido estipuladas anteriormente para que cambiara esa tradición enfermiza de los alumnos mayores. Pero queda una duda en el aire. La DIE es una autoridad estatal que controla y evalúa toda la actividad escolar. Que los jueces le dieran al razón a las familias de los alumnos afectados y no aceptaran que fueran reubicados en otras escuelas, habla del poder de las mismas. Allí por ejemplo se educó el hijo del rey, el príncipe Philip y otros conocidos personajes del mundo empresarial y cultural, así como político. El estado financia la actividad escolar, incluso la privada porque cada alumno tiene una suma asignada para su educación ya sea en un colegio público como privado. O sea que son los contribuyentes los que pagan para que ese museo del maltrato siga abierto. En otros casos cuando se violan las normas de la enseñanza se cierran las escuelas. Este no fue el caso del instituto Lundberg a pesar que nadie puede garantizar que no se repitan los mismos hechos de barbarie contra los alumnos más débiles, a pesar de las gastadas promesas de reivindicación. Serán estos los futuros líderes del país?

miércoles, 11 de septiembre de 2013

11/09- Una fecha maldita cargada de recuerdos y también agradecimiento

Harald Edelstam, un embajador fuera de serie.
A nadie se le escapa que el 11 de septiembre se ha convertido en una especie de Idus de Marzo para mucha gente que veía venir el golpe de estado en Chile en 1973. Hoy a cuarenta años de aquélla tragedia muchos recuerdan aquél aciago día, allí donde hay chilenos y otros latinoamercanos que vivieron aquélla experiencia. Aquí en Suecia se recuerda especialmente al hombre que inició el proceso de rescatar a miles de perseguidos políticos de las garras de los militares. Nos referimos a Harald Edelstam, embajador sueco en Santiago, que en aquéllos días de 1973 fue el único diplomático que se atrevió a desafiar a los uniformados. Aún cuando muchos funcionarios del ministerio de RREE reprobaran sus métodos, incluso cuando el entonces Primer Ministro Olof Palme le había dado el visto bueno para proceder como lo hizo.

En diciembre de 1973 fue expulsado de Chile cuando la junta militar comprendió la audacia del embajador que se presentaba allí donde sabía que había refugiados latinoamericanos para rescatarlos y enviarlos a Suecia. Conocí a algunos de ellos que contaban con agradecimiento con ojos brillantes, que encontrándose en el estadio nacional en Santiago, y cuando parecía que todo estaba perdido, apareció el grupo de diplomáticos suecos encabezado por Edelstam para argumentar con los oficiales de turno que esos prisioneros estaban bajo su protección y debían ser entregados. Finalmente su firmeza y seguridad desarmó a los uniformados que accedieron a entregarles a varias decenas de prisioneros de diverso origen latinoamericano que se habían refugiado en Chile escapando de las dictaduras de sus países. Entre ellos 54 uruguayos y muchos bolivianos y brasileños entre otros. Luego llegaría el turno de los chilenos perseguidos a los que también la embajada protegió, incluso después que Harald Edelstam fuera expulsado del país.

Pero Edelstam no sólo se atrevió a rescatar a esos prisioneros. También tuvo la valentía de ocupar, con su personal contratado entre algunos suecos que se encontraban en Chile, la embajada y consulado cubano, las que habían sido atacadas y baleadas por los militares. El embajador sueco hizó la bandera sueca sobre esas residencias y declaró a los militares que se atrevieran a penetrar en esos recintos que estaban violando la soberanía sueca, y que eso además podía llevar a un conflicto armado con el país escandinavo. Una amenaza que sonaba a fanfarronería, pero que dió resultado. Esos edificios sirvieron de refugio a otros miles de refugiados que fueron llegando a pedir protección.

Este año se celebraron los cien años del nacimiento de Harald Edelstam, que falleció en 1989. Gracias a su arriesgada y espontánea valentía miles de perseguidos políticos salvaron la vida. Hoy se manifiesta el repudio a aquél golpe de estado que derrocó al presidente Salvador Allende. Pero hay espacio también para agradecer al "caballero del clavel negro" por haber rescatado a tantos refugiados de las mazmorras y de los pelotones de fusilamiento de Pinochet.

miércoles, 4 de septiembre de 2013

Obama está en Estocolmo y el circo está montado

Un grupo de policías se preprara
para vigilar las calles de Estocolmo.
Foto; A:L.
El presidente de EEUU Barack Obama arribó a Estocolmo a las 10 de la mañana del día de hoy. Nunca se ha visto en este país un despliegue policial tan grande que el montado que incluye unos 2000 policías más el grupos de agentes de seguridad que acompañan al presidente norteamericano. Una buena parte del centro de la ciudad ha sido cerrada para el tráfico de vehículos y personas, en cada esquina están estacionados patrulleros y el personal policial correspondiente. La ciudad despertó con toda esa movilización que helicópteros desde el aire y lanchas de la marina desde el agua  acompañaban cerrando el círculo de seguridad.

Todos los medios de prensa, tanto escritos como la radio y televisión, y los sitios sociales como Facebook y otros han seguido paso a paso el camino que va pisando el presidente de EEUU por la ciudad. Y es que en este país exististe una admiración muy grande por la sociedad norteamericana. Aún cuando el desarrollo de los dos países ha sido muy diferente, nadie ignora que la masiva emigración  a EEUU de suecos en el siglo XIX,  han impregnado positivamente los sentimientos de los escandinavos hacia el país de las extensas llanuras.

Esa relación que en muchos casos es ambivalente, es decir de admiración y crítica al mismo tiempo, pone sobre el tapete un tema muy controversial, es decir el modelo de sociedad que las actuales generaciones se plantean en Suecia. Es indudable que la cultura norteamericana se impone en muchas aspectos de la vida de este país. También en las diplomáticas, que de haber estado congeladas durante la guerra de Vietnam, se fueron entibiando hasta alcanzar una temperatura tropical donde nos recuerda aquélla expresión del ex-presidente argentino Carlos Menem cuando afirmó que su país y EEUU tenían relaciones carnales por lo bien que se entendían. En Suecia un político del rango que sea, no se animaría a expresarse así, pero muchos medios de prensa hablan de la relación amorosa entre los dos países, claro que en términos más ideológicos y espirituales que carnales. Sin duda que después de esta visita esas relaciones saldrán fortificadas, ya que ambos mandatarios expresaron estar de acuerdo en prácticamente todos los temas discutidos, excepto en el ataque a Siria. Aquí Suecia exige que haya consenso y se apruebe en el Consejo de Seguridad de la ONU las medidas que se crean convenientes en caso que el régimen sirio haya sido el responsable de los ataques con armas químicas contra la población civil. Pero en todo matrimonio siempre hay algún tema donde los cónyugues disienten, no es verdad?