Páginas vistas la semana pasada

sábado, 19 de abril de 2008

Inaugurando mi blog

Hace tiempo que lo venía pensando. Sumarme a los que escriben en la red y reflexionar sobre temas de actualidad o de otro tipo. Tal vez como persona aficionado a las letras y a escribir para un medio de prensa, la tentación de prolongar ese espacio con un lugar propio, era un desafío muy atractivo. Así es que desde ahora me dispongo a ser una voz más en el espacio virtual.

La libertad de expresión sufre un desarrollo gigantesco en la red internauta, mientras que los medios de prensa con la concentración cada vez más acelerada en manos de los magnates que acumulan radiodifusoras, periódicos y canales de tve, limitan cada vez más la información. La misma se dirige hacia temas superficiales, dramatizando los acontecimientos y enfocando los mismos con una frivolidad que muchas veces da vergüenza ajena cuando se ve a colegas de reconocido renombre aceptando esas condiciones para asegurar su fuente de trabajo.

No es mi principal objetivo con este blog hacer críticas despiadadas contra los medios, pero no dejaré de lado el tema ya que nunca pierde actualidad.

Recientemente participé de una conferencia internacional de Panartes en Montevideo. El motivo de dicha conferencia era repasar la realidad sindical en los países latinoamericanos, y ver de qué forma se pueden fortalecer esas organizaciones nacionales en su lucha por una mayor libertad sindical y relaciones de trabajo que sean reguladas por convenios colectivos dignos de su nombre.

Pues la imagen que se transmitió allí no fue muy alentadora. Sin dudas que Argentina es el país que cuenta con una ley y con sindicatos bien organizados que están en concordancia con las demandas de los trabajadores y lo que establecen los convenios colectivos, no sólo en temas salariales, sino en otros aspectos relacionados con los seguros, la salud, etc.

Brasil y México, con muchas diferencias regionales, podrían calificarse como países cuyos sindicatos tratan de ganar terreno en un medio muy duro, donde deben enfrentarse con una patronal en el ámbito privado que cuenta con innumerables recursos y una oferta de fuerza de trabajo que compite despiadadamente entre sí debido al enorme número de personas que con o sin título desean trabajar en los medios.

Uruguay con el nuevo gobierno salió del oscurantismo de los años de la dictadura, pero si bien los trabajadores de la prensa tienen el apoyo del gobierno del FA, todavía la organización está recomponiéndose, por lo que queda mucho por hacer allí.

Paraguay y Bolivia, dos países mediterráneos se encuentran también en una fase de recomponer fuerzas y evadir las viejas estructuras que todavía encierran a los periodistas en viejos moldes burocráticos o abusivas reglamentaciones que sólo benefician al patrón.

En la costa del Pacífico sólo Chile estuvo presente, y no fue muy optimista el panorama presentado por el delegado presente en la conferencia. LA atomización y debilidad de los sindicatos en la radio y tve hacen pensar que a los chilenos les espera una larga lucha si quieren recomponer las normas que rigen los convenios colectivos de sus trabajadores.

Colombia parece tener una realidad similar, pero donde el problema se multiplica por la violencia dirigida contra los periodistas. Este es el país que según Reporteros sin Fronteras encabeza la lista de naciones más peligrosa para ejercer la profesión. Por lo tanto los intentos de organizar sindicatos con cierta capacidad de negociación son muy limitadas. El apoyo internacional es más que necesario para proteger a esos colegas.

Rep. Dominicana en el Caribe y Costa Rica en América Central son ejemplo del esfuerzo por superar también viejas estructuras o leyes restrictivas que no le permiten a los trabajadores de los medios organizarse y realmente ser una contraparte de peso frente a la patronal.

Como vemos los desafíos son inmensos, la concentración de los medios en cada vez menor cantidad de consorcios o empresas que abarcan periódicos, radio y tve obliga a que los sindicatos deban redoblar su organización y pulir sus estrategias para lograr mantener las fuentes de trabajo, salarios dignos y una legislación que respalde la existencia o creación de los convenios colectivos. LA ofensiva de las telefónicas que tratan de introducirse en el sector de los medios debido a la convergencia digital que se desarrolla a través de las nuevas tecnologías, no es menos preocupante. Allí hay un campo que ofrece increíbles ganancias y la lucha recién comienza.

LAs nubes negras sobre el horizonte son sin duda abundantes, tan negras y espesas como las que hoy predominan sobre el Río de la Plata, para cambiar de tema. Allí los terratenientes irresponsables de Entre Ríos y Buenos Aires, que talan y queman vegetación para ampliar la siembra de soja, se olvidaron que hace poco bloqueaban algunos de ellos el puente sobre el río Uruguay por protestar contra Botnia y su pastera de Fray Bentos dibujando un escenario aterrador de enfermedades incurables y contaminación ambiental. Ahora, demostrando lo hipócritas que pueden ser, están envenenando el aire de la capital argentina y toda la costa sur de Uruguay. Si esos son los "ambientalistas" que se rasgan las vestiduras por la salud del planeta, poca esperanza nos queda de que el cambio climático se detenga. Mejor lección no pudo recibir la sociedad argentina sobre la falsedad y cinismo con que se mueven esos círculos de personas que se alimentan de las falsedades y manipulación de la información. Y no menos responsabilidad tienen algunos medios con intereses propios en el asunto de la producción de celulosa y papel. En fin, la Nube Negra tal vez haga reflexionar a más de uno de los habitantes de Gualeyguachú, y finalmente reconozcan la estafa de la que han sido objeto por parte de sus autoridades que no impiden los incendios en los campos con medidas preventivas, y los comerciantes con alma de piqueteros.