Páginas vistas la semana pasada

martes, 24 de julio de 2012

No tan blanco como hueso de bagual

Luis Alberto Lacalle es el paradigma del político criollo que después de varios intentos fracasados por volver a liderar el Partido Nacional (PN), intenta con una nueva estrategia más agresiva reunir grupos y personas en torno a una política destructiva y manipuladora. Esta estrategia se parece mucho a la que usó en su momento el Partido Popular en España. Quien ha seguido el proceso político español no puede dejar de observar lo trágico y peligroso que ha sido la forma de hacer política del PP con los resultados a la vista. Un país que se hunde en el caos de la deuda, acosado por los mercados y por la pasividad del gobierno alemán y del Banco Central Europeo. Y la tozudez ideológica de un gobierno que sólo quiere salvar los intereses de los más privilegiados. Un Titanic que se hunde y que si no aprecen rápidas soluciones, que parece no haberlas,  puede arrastrar a otros países al fondo de un océano plagado de desempleo, salarios miserables, derechos recortados, privatizaciones a precio de saldos, etc, etc.

El líder del Herrerismo predica más o menos lo mismo en Uruguay a través de fomentar la duda basada en la mentira o en la deformación de los hechos o dichos. La pretensión de marcar a fuego al FA y al presidente Mujica arrojándole a los ciudadanos viejos conceptos como huesos marcados con palabras como "autoritario", "totalitario" o "absolutista" , lo que es tratar a esos ciudadanos como a perros callejeros olvidando que el actual presidente siempre estuvo abierto al diálogo en todos los temas de interés nacional. Y sin el menor pudor a Lacalle lo respalda la prensa amarilla que como una orquesta toca al unísono sus instrumentos con las voces de políticos como Lacalle o Bordaberry, sin darle al escucha, al lector o al televidente,los argumentos y el contexto de porqué tales afirmaciones son ciertas o erróneas.

Esa escuela  que le dió el triunfo electoral al PP en España, es la misma que los políticos en  EEUU aplican  desde hace ya tiempo,  y difunden por el mundo. La oposición debe machacar como el carnicero machaca un bife para hacerlo milanesa,  todo lo que el gobierno propone y dispone. No con los argumentos que su propia visión del mundo pone a su disposición y tampoco con soluciones concretas (si es que las tiene).  No, en general y salvo raras excepciones,  la idea es meter en el colectivo ciudadano una serie de alfileres que le pinchen (como aquélla vieja cabeza de Geniol), hasta que empiecen a sentirse molestos no con los que ponen los alfileres, sino con lo que el gobierno propone, resuelve o debate.

El caso de la quiebra de Pluna es un ejemplo de cómo en lugar de apoyar la mejor solución que en ese momento estaba al alcance del gobierno para impedir una catástrofe aún mayor para los intereses del país, pretendían ignorar realmente las consecuencias del problema y pedían a gritos una comisión parlamentaria que investigara desde 2007 en adelante a la compañía, para poder usarla políticamente todo el tiempo que durara. Con la aprobación del FA de que sea el poder judicial quien investigue desde 1995 el porqué Pluna se estrelló contra una crisis que la borró de los cielos, tuvieron que renunciar a la maniobra política que pretendía salvar a los antiguos gobiernos de su responsabilidad.
De esta forma se investigará a Pluna bajo la presidencia de Julio María Sanguinetti del partido Colorado (1995-2000) y del también colorado Jorge Batlle (2000-2005) además del período 2005-2010 del frenteamplista Tabaré Vázquez  cuando Pluna se asocia con le empresa privada Leadgate, y lo que va del gobierno de José Mujica (2010-2012).

Se les escapaba la oportunidad de  politizar demagógicamente el problema, a pesar que los entonces responsables políticos del FA, el ex-presidente Tabaré Vázquez y el ex-ministro de Economía Danilo Astori,  habían reconocido públicamente su responsabilidad y error al aprobar que Pluna se asociara con Leadgate en 2007. Ahora la justicia que tiene los antecedentes en su poder, podrá dirimir quiénes tienen, además de la responsabilidad política, responsabilidad penal si la hay, en caso que hayan obviado principios y leyes del país, y el tipo de delito que pueden haber cometido en ese período de tiempo los que tomaron decisiones que llevaron al fin de la compañía aérea, sean del gobierno que sean.

A Luis Alberto Lacalle le queda sin dudas muchas balas para seguir disparando desde la cadera en su intento de poder construir la plataforma que lo lleve una vez más a la candidatura presidencial por el PN. Para los que no se acuerden de sus hazañas como antiguo presidente (1990-1994) baste recordarles la estatización y luego la privatización del banco Pan de Azúcar que terminó con procesados por la justicia, entre ellos su ministro de Economía Enrique Braga, a lo que Lacalle denominó una "embestida baguala" porque pretendían desprestigiarlo a él y a su partido. Y ya que estamos refrescando memoria la venta del banco Comercial  a los famosos hermanos Rohm que le robaron hasta el último centavo a los ahorristas (En total las carteras de los bancos costaron 400 millones de dólares a los contribuyentes).  Y no olvidemos tampoco a su otro talentoso ministro de economía, el abogado Ignacio de Posadas, quien fue denunciado en Argentina por lavar el dinero de los compinches del ex-presidente Carlos Menem y en Brasil al ex-presidente de Brasil Collor de Mello. La memoria a veces es muy corta, pero cuando se habla de autoritarismo, absolutismo y otros conceptos por el estilo, a Lacalle le vendría muy bien que le recordaran la lista de de sus fechorías al frente de aquél desgraciado gobierno que mostró la cara corrupta del país de la "cola de paja". A lo mejor con todo el escándalo que quiere provocar hay un gustito de venganza por aquél proceso público que tuvo que vivir durante y después de su presidencia, y que por muchos años lo marcaron en la frente con una cruz  donde se leía "fuí un presidente ciego, sordo y mudo ante la corrupción".

viernes, 13 de julio de 2012

Españolito que vienes al mundo...

Españolito que vienes
al mundo, te guarde Dios.
Una de las dos Españas
ha de helarte el corazón.


Con esos versos terminaba el gran poeta Antonio Machado el poema Españolito (que luego cantaría Joan Manuel Serrat) en una época en que España pasaba por un período de polarización y enfrentamientos políticos y sociales que llevarían más tarde a la guerra civil.
Hoy España enfrenta otro período en su historia donde la crisis económica y la polarización social y política están llevando al país a una encrucijada que nadie se atreve a pronosticar que fin podrá tener. Y hoy hay una sola España dispuesta a helarle el corazón a los españoles.

Y no estamos vaticinando un apocalipsis. Lo que sí está claro hoy es que la lucha entre los diferentes intereses de esos grupos se hará cada vez más intensa y feroz. De un lado los defensores y titulares de tantos privilegios que acumulan los sectores que han profitado durante décadas con la fiebre del ladrillo, especulaciones financieras, corrupción al más alto nivel, es decir, banqueros, gerentes generales, alcaldes, presidentes de las comunidades autónomas,  sólo para nombrar algunos de ellos, y los sectores populares cada día más aporreados por la motosierra de Mariano "Marioneta" Rajoy, el mismo que hace unos meses negaba hipócritamente que fuera a tomar las medidas que hoy está tomando. Al contrario, pidió el voto a los españoles porque él y su partido tenían la fórmula mágica de sacar a España del pantano en que estaba metida apenas asumieran.


Con su particular verborragia de caballero del siglo XIX, sus muecas y mirada extraviada, el candidato que José M. Aznar logró imponer como nuevo líder del PP, y que llegó a la presidencia del gobierno de España montado en un container de mentiras, está haciendo los mandados de Bruselas sin chistar, aunque golpeándose el pecho en una letanía de mea culpa, mientras el coro de ministros que le rodea bajo la dirección de Soraya de Santamaría, repiten sin que se les conmueva un ápice la mirada, que las circunstancias imponen estas medidas de hachazos al estado de bienestar con la consabida destrucción de empleo, y las promesas de que en el futuro todos saldrán ganando con esta draconianas medidas. Sobre quiénes saldrán ganando ya sabemos quiénes son los que se benefician aún más de estas crisis que bajan salarios, pensiones, recursos a la investigación, la educación y la salud, entre otros muchos.

En las calles sin embargo comienzan a crecer las protestas y rechazo al desmontaje del estado de bienestar, en reclamo por fuentes de trabajo, en defensa del empleo como la lucha de los mineros del carbón. Probablemente esas protestas se extenderán a los largo de todo el gobierno del PP, que se verá obligado a enviar con más frecuencia a los uniformados para contener esa ola de resistencia y reivindicaciones de un pueblo que dará su veredicto en el 2014, cuando tengan lugar las próximas elecciones. La cuestión es si le darán de nuevo el respaldo al gobierno del PP que hizo polvo a la sociedad española, o Mariano "Marioneta" Rajoy pasará s la historia como el presidente del gobierno español más mentiroso del siglo XXI.

Por esa razón cabe esperar que los primeros versos del Españolito sean los que vaticinen ese futuro.

Ya hay un español que quiere vivir
y a vivir empieza.
Entre una España que muere

y otra España que bosteza.

miércoles, 11 de julio de 2012

La Gothia Cup cumple 38 años

Inauguración de Gothia Cup en 2011
Este próximo domingo se inicia un nuevo torneo internacional de fútbol llamado Gothia Cup en la ciudad sueca de Gotemburgo. Y en esta ocasión se espera batir un nuevo récord de participantes, lo que es sin dudas un projecto enorme para organizar y administrar.
Se espera que participen den torneo 35 000 jóvenes de ambos sexos a los que hay que sumar 15 000 personas más entre entrenadores y familia de los chicos y chicas. Esto convierte a este torneo de fútbol en el mayor del mundo.

Y siguiendo con las cifras serán 1600 equipos de 80 países que participarán en Gotemburgo. Desde Mongolia al este a El Salvador en el oeste. Equipos de países como Japón y Tadyikistán harán participarán por primera vez en este torneo. Desde Uruguay vienen dos equipos Una de las metas del torneo es crear las bases para que los chicos y chicas puedan compartir un espacio común de entendimiento y comprensión entre las diversas culturas con el fútbol como común denominador. Los dirigentes de este torneo se plantearon desde el principio esa idea que la han ido plasmando año a año, es decir unir el mundo a través de este deporte.

El único elemento que puede boicotear el torneo es el mal tiempo. Este verano ha sido el más lluvioso en Suecia en 100 años, lo que ha puesto nerviosos a los organizadores. 75 por ciento de los partidos se juegan en canchas de césped. Pero el optimismo desborda de todas maneras en las tiendas de los organizadores que no renuncian a todos los posibles rituales para que las nubes se alejen del cielo de Gotemburgo.