Páginas vistas la semana pasada

martes, 25 de junio de 2019

Copa América 2019: CHILE VS URUGUAY

Copa América 2019: CHILE VS URUGUAY

Vamos por la #16CA!!

Bueno compatriotas voy a intentar hacer un resumen del intenso 1er tiempo con un Chile intentando lanzar la pelota detrás de la línea de zagueros uruguayos, y un Uruguay apostando más al centro y las pelotas jugadas por las bandas. Chile tuvo más la pelota en varios pasajes del partido pero Uruguay fue más incisivo y casi convierte el gol en dos oportunidades. Increíble el pase que se comió Luis Suárez cuando de Arrascaeta estaba solo para definir. En fin, muy entretenido este 1erT y la celeste se puede llevar el triunfo si Luis o Edinson le ponen la frutilla a la torta. Bueno mejor los dos. Y llegó nomás. El Matador al minuto 82 no perdona y ahora a aguantar la avalancha andina. La falta a Cavani minutos después era roja para el mediocampista chileno. Ni siquiera amarilla... Bueno en resumen le bajamos el humo a nuestros hermanos chilenos y Maracaná sigue siendo celeste!!
Voy a añadir algunas observaciones ahora que la adrenalina ha bajado y con el mate en la mano  a lo mejor las ideas están menos electrificadas y salen más claras.

El planteo del Maestro fue disputarle de igual a igual a Chile el medio campo. Esa es la táctica que ahora con un Rodrigo Bentancur cada vez más espectacular y elegante, que en múltiples momentos del partido, frustró los intentos de ataque de la ”roja”, un referente en quien el equipo tiene a cada partido que se juega, un pilar en la defensa y en el traslado de la pelota a los delanteros, secundado por Pajarito Valverde que hizo un trabajo más anónimo pero eficaz. Lodeiro esta vez no tuvo la precisión de su pie izquierdo de otros partidos y estuvo desprolijo e inseguro. No recuerdo que el Maestro hiciera un cambio tan rápido ( sino fuera por lesión) como el de sacar a Lodeiro de la cancha en el 2oT por Nández, y pasar a la izquierda a De Arrascaeta.

Chile hizo su juego de pases de precisión en varios momentos de la primera parte pero careció de profundidad. Sólo un remate desde fuera del área obligó a Muslera a rechazar la pelota con los puños (por suerte hacia la banda sin rivales y no como contra Japón). Vargas fue anulado por la pareja de zagueros Godín-Giménez. Una belleza verlos defendiendo y cubriendo las espaldas uno al otro. Cómo se multiplican! Los laterales, Giovanni González y el interminable "Pelado" Cáceres muy activos defendiendo y atacando. A veces Gio fue superado por el 2-1 chileno Sánchez-Opazo, pero siempre se recuperó y cuando ambos laterales tuvieron la oportunidad, se sumaron al ataque. Gio González ha podido estar a la altura a pesar de que en lo ofensivo a veces duda un poco en levantar el centro al área o dar el pase. No importa, jugó bien y basta, a pesar que es el "novato" de la selección.

El medio campo como dije antes R. Bentancur es cada vez más uno de los pilares que se pone el equipo al hombro. Quita, apoya, elude al rival, firmeza y decisión en la pelota dividida, una garantía en esa zona media. De Arrascaeta con sus centros y pases, un jugador que aporta buen material de construcción para Cavani y Suárez en la zona de gol. Al no estar Lodeiro en su mejor noche la presencia del vasco en la otra banda fue muy creativa.

El sacrificio de Edi Cavani en cada partido es fuera de serie, ayer creo que se multiplicó aún más con el recuerdo de aquélla Copa América en Santiago, que entre Jara y su dedo en el orto, junto a la complicidad del juez colombiano, le robaron a la celeste ese partido y la posibilidad de seguir en carrera a la siguiente fase, ya que además expulsaron minutos más tarde a Fucile por una falta inexistente. Pues Edi no sólo se tomó la revancha estando presente en toda la cancha, sino que hizo un gol de su "bodega", cosecha 2019 pero ya etiquetado. Suárez fue por todas y peleó en el mano a mano, ganando y perdiendo frente a los defensas chilenos que lo marcaron bien, sin la brutalidad de los ecuatorianos en el primer partido. 

Cuando el vasco se cansó entró Jonathan Rodríguez, que le dio un nuevo empuje y energía al ataque, siendo además el asistente al gol de Cavani, en una jugada que me hizo acordar a Luis Suárez por la finta al defensor y el centro a la cabeza de Cavani, que dejó colgado en el aire al golero Arias y fríos a los chilenos en la tribuna, y a los que miraban el partido sentados en el sofá. 

Yo soy de los atrevidos que le parece que Tabárez en muchos partidos demora en hacer los cambios. En este partido los hizo justo en el momento preciso. Ni un reproche, Maestro, en cambio toda mi admiración por su filosofía deportiva y futbolística, plasmada en el respeto que le tienen los DT rivales y muchos periodistas - y creo que la mayoría de nosotros los hinchas.
Pero también quiero resaltar esto de la GARRA, esa energía y voluntad de ganar cada pelota dividida, en el ejemplo de Godín cuando la recupera y se lanza al ataque dejando a los rivales por el camino. O Giménez salvando la segunda oportunidad que tuvo Chile en el partido, sacando de cabeza una pelota que ya había vencido a Muslera. Los de Suárez y Cavani ya lo mencioné, pero esa GARRA está ahí, es un sello indiscutible que hasta el comentarista sueco del partido no podía dejar de mencionar admirado por la actitud del jugador uruguayo.

Ahora el próximo rival es Perú, que ha llegado golpeado y goleado  por Brasil, pero siempre con ganas de revancha. Será otro partido tenaz, de ida y vuelta. Pero no me cabe duda como a todos los que hinchamos por la celeste, que los muchachos dejarán todo como lo hicieron en este partido para pasar a los cuartos de final. 
Vamos por la #16CA!! Esa es la consigna!

miércoles, 19 de junio de 2019

DT: Intentando clonar su presidencia

Llegó el momento que los partidarios del presidente de EEUU Donald Trump esperaban: el anuncio de su candidatura para un segundo período presidencial. En la ciudad de Orlando, Florida, D. Trump saludó al público con sus típicas consignas de salón de teatro de varietés como Hacer Grande América Otra Vez, y acusando a la prensa de mentir y a la oposición demócrata de ser un puñado de socialistas radicales. En el pasado los republicanos asustaban a sus votantes con el cuco del comunismo soviético, ahora alcanza con acusar a los demócratas de la propia casa como los enemigos de la libertad.

Trump inicia la campaña con los sondeos de opinión en su contra, pues su gestión es desaprobada por el 53,1 % de los norteamericanos mientras un 42,5% la aprobaría al día de hoy. Es que su atípica conducta de dividir a los ciudadanos del  país, y al mundo dicho sea de paso, deja permanentemente al descubierto, su estilo agresivo y confrontativo, según sus detractores. En cada instancia en que aparece frente a las cámaras, con la pose del mandamás arrogante y autoritario que lo caracteriza, demuestra claramente que no le interesa  el diálogo con quienes piensan de otra manera, sino que busca aplastar toda oposición valiéndose de afirmaciones falsas o tergiversadas. Justamente de lo que acusa permanentemente a la prensa.

Curiosamente una buena parte de su discurso lo dedicó a rememorar los correos-e de Hillary Clinton que salieron a la luz después que le jaquearan a los Demócratas la cuenta de Internet, pidiendo en aquél momento cárcel para su rival. Tal vez la marcha de la economía, que por ahora ha tenido un crecimiento sostenido, le siga permitiendo mantener el aval de una buena parte de los norteamericanos, reflejado también en la baja del desempleo. Pero claro, no dice que ese proceso de recuperación ya había empezado con Obama, sino que se atribuye los resultados positivos a su sola gestión, a la "guerra" de los aranceles con China y con la UE.

Y no olvidemos la inmigración y el famoso muro que quiere construir. Prometió que para fines del año próximo se construirán unos 640 kilómetros, pero según los que siguen de cerca los detalles técnicos de esa construcción se trata de reemplazar una buena parte del muro ya existente.
Otro capítulo que Trump no podía obviar era su visión lapidaria de la prensa en general, pero sobre todo los ataques a los medios como The New York Times, CNN, The Washington Post etc. Estos representan el alter ego que el presidente no tiene en su cerebro que camina por un solo sendero. Claro, para él cada vez que sale a la superficie un escándalo son sólo fake news. Total, este "estribillo" repetido cien veces (o más) termina convenciendo a los adoradores del profeta de la Casa Blanca,  que todo lo que dice es palabra santa, para eso son todos fervientes cristianos unidos por las plegarias del Hombre del Copete de Oro.

jueves, 13 de junio de 2019

Brasil: Hay moros en la costa

El chorro del ”lavado a presión” (lava jato) parece haberse vuelto en contra del ministro de Justicia brasileño Sergio Moro. Su imparable carrera como juez al liderar la conocida operación policial Lava Jato, soñando tal vez con emular las Mani Puliti del juez Di Pietro en Italia, le hicieron olvidar o obviar que sus métodos eran de dudosa ética profesional al momento de juzgar al ex-presidente de Brasil Lula Da Silva.
Lo que antes eran certezas basadas en sospechas más que pruebas, hoy no cabrían dudas de que las pruebas existen al conocerse los mensajes de texto revelados por The Intercept Brasil, que intercambiaba Sergio Moro con Deltan Dallagnol, uno de los fiscales del caso, donde el fiscal pone en duda la consistencia de las pruebas, o la existencia misma si se juzga con más rigor.

Esta famosa operación Lava Jato que extendió sus tentáculos por numerosos países (1) de América y África, por la actividad que desarrolló la empresa constructora brasileña Odebrecht, la cual sobornó a decenas de políticos y funcionarios durante veinte años, sin que nadie viera el polvo que levantaba oscureciendo el cielo a medida que construían infraestructura y obras públicas, generando así un enorme poder económico y político. Actualmente hay 159 personas condenadas por corrupción, entre ellos el propio Marcelo Odebrecht, ex-presidente de la constructora.

En el caso de Brasil la investigación que levanta enormes ampollas es la que Sergio Moro llevó adelante contra Ignacio Lula Da Silva y que finalizó con la condena del ex-presidente a nueve años de prisión cuando según las encuestas se perfilaba a ganar las elecciones pasadas, que finalmente ganó Jair Bolsonaro al desaparecer de la contienda electoral el candidato más popular del PT. 
La acusación contra Lula se basaba en la aparente certeza de que había recibido de soborno un apartamento en una zona exclusiva de Río de Janeiro. Sin embargo no había documentos que realmente comprobaran que esto había ocurrido, por lo que esa vivienda nunca estuvo a nombre de Lula.Tal es así que hace pocos días se supo que su verdadero dueño la había puesto a la venta, lo que desvincularía realmente a Lula de toda responsabilidad, si es que la venta o intento de vender realmente ocurrió.

En cuanto a la actuación del antiguo juez y actual ministro de Justicia Sergio Moro es indudable de que interfirió en la investigación contra Lula influyendo en los fiscales y forzándolos a continuar con el proceso para él luego condenarlo. Esto a pesar de las dudas que ellos tenían ante la falta de pruebas concretas. Una conducta que en cualquier estado de derecho es un delito ya que los jueces no pueden influir en el trabajo de los fiscales rompiendo el principio de imparcialidad de la que debe estar impregnada la investigación.

La cuestión que ahora se plantea es si Sergio Moro se apartará de su cargo de Ministro o no, luego de conocidos estos mensajes de texto. En un país donde se respeten las leyes y principios democráticos nadie dudaría que debe renunciar, o como otros indican, tomarse una pausa en el ejercicio de ministro de Justicia, mientras se investiga lo ocurrido. Sin embargo Moro habría declarado que él no ve ”ninguna anormalidad” en ese intercambio de mensajes. Y el presidente Bolsonaro se hace el distraído.

Como no son muchos los que dudan -salvo aquéllos que por razones ideológicas aceptan que todo vale para permanecer en el poder -de que el régimen democrático brasileño hace agua por todos lados y es un lodazal de corrupción, y a eso le suman la certeza de que los ”moros” que están en la costa pretenden quedarse agarrados con uñas y dientes al poder. Porque,  &quién le puede garantizar mejor los privilegios a la élite del país norteño sino es un ministro permeable a la corrupción que afirma combatir, y un presidente que más se parece a una marioneta manejada por hilos invisibles? Uruguay, tan lejos de Dios y tan cerca de Brasil...




(1) Angola, Argentina, Brasil, Colombia. Ecuador, EEUU, Guatemala. México, Mozambique, Panamá, Perú, Rep. Dominicana y Venezuela.