Páginas vistas la semana pasada

jueves, 30 de junio de 2011

En defensa de la libertad de expresión

La Dirección General de Migración (DGM) sueca ha tomado una decisión que cambia la reglamentación para los escritores extranjeros perseguidos que se han radicado temporalmente en Suecia por el período de uno o dos años. Escritores y escritoras que han sufrido persecución o han sido encarcelados a causa de su obra literaria o por sus opiniones críticas al régimen del país de origen.

Ahora dispondrán del derecho a radicarse por un tiempo más largo, trabajar durante ese tiempo en otras actividades, fuera de su creación literaria, y por lo tanto tener la posibilidad de radicarse definitivamente en el país si lo creen conveniente.
La limitación que tenían hasta ahora obligaba a los escritores o bien pedir el asilo político, algo que no todos están dispuestos a hacer, o regresar al país de origen  y correr el riesgo de ser perseguidos y encarcelados. Ese riesgo levantaba muchas protestas por parte de  las organizaciones suecas de escritores, así como del grupo étnico a la que pertenecía el escritor. .

Sin embargo el proceso comienza fuera de las esferas gubernamentales. El mismo comienza en el PEN-club (la organización internacional de escritores) que determina si el escritor/ra tiene la necesidad de recibir un refugio temporario en algún país donde no corra riesgo de ser perseguido por su obra o por sus ideas. El PEN-clunb tiene una lista actualizada que presenta a los países que tengan una política de acogida. Luego es la DGM, en este caso la sueca, la que decide a quiénes darles la estadía provisoria en el país y les otorgan las mínimas comodidades, aunque el escritor mismo puede también elegir mejores condiciones si su economía lo permite.
Ahora con esta nueva reglamentación los cuatro escritores perseguidos que viven en Suecia pueden disfrutar de una estadía más segura en el país y esperando mientras tanto que existan mejores condiciones en el país de origen. .

 Suecia a dado hasta ahoraprotección a 4 escritores en estas condiciones provenientes de Georgia, Bangladesh, Rusia e Irán. Noruega en cambio ha recibido a 14 escritores. Serán los recursos del petróleo noruego los que permiten tanta generosidad frente al reducido número que Suecia ha recibido hasta ahora?
Sin dudas la medalla de oro en este campo se la llevan los noruegos entre los países nórdicos, Suecia debe conformarse con un lugar en la cola del pelotón, y recién ahora con ese cambio en el reglamento puede decirse que las condiciones están cambiando positivamente en este país. Sin embargo todavía no existen garantías al cien por ciento de que sea posible radicarse en Suecia permamentemente Lamentablemente hay brechas en la reglamentación, pero una serie de comunas del país han expresado abiertamente que están dispuestas a acoger a los escritores perseguidos por lo que esas grietas en la muralla legal probablemente sean eliminadas en un futuro cercano.Al final las protestas contra la antigua reglamentación han dado sus frutos, y la DGM se vió obligada a cambiar las reglas del juego a favor de quiénes son perseguidos por expresar su derecho a la libre expresión. Algo que debió haber ocurrido hace ya mucho tiempo.

viernes, 24 de junio de 2011

Libero: El día más largo del año

Libero: El día más largo del año: "Danza alrededor del majstång Midsommarafton . La víspera del solsticio de verano . O sea el día más largo del año en el calendario del he..."

jueves, 23 de junio de 2011

El día más largo del año

Danza alrededor del majstång
Midsommarafton. La víspera del solsticio de verano. O sea el día más largo del año en el calendario del hemisferio nórdico y que aquí en Suecia se festeja con canciones, arenques en escabeche, danzas con raíces en la antigua ofrenda al sol y a la fertilidad, alrededor del majstång, o cruz de mayo, como algunos la denominan en castellano.
El origen de esta fiesta ancestral tiene sus raíces como tantas otras  en el campo y en la llegada del verano, en la fructífera estación donde la naturaleza ofrece sus frutos al esfuerzo del trabajo, y el vientre de la mujer se hincha para darle hijos a ese campesino que vive de la tierra. Y al rey sol, que calienta estas frías tierras para hacer germinar la semilla que luego será el sustento de los seres humanos que con tanta dedicación la cuidaron y protegieron.
Pero además era la noche en que las jóvenes soñaban con su amado y la próxima unión que las llevaría a la felicidad de estar juntos y disfrutar de las delicias del amor,  tejiendo una corona de flores silvestres que todavía llevan tradicionalmente. Y los jóvenes con el corazón palpitante hacían votos para que aquélla boca que tanto deseaban besar murmurara el   al momento de declararle su amor. Esa tradición perdura más en la leyenda que en la realidad como una fórmula que encierra de todas formas una esperanza y un deseo que está más allá de las miserias humanas que en su momento pudieran existir.
La iglesia católica a medida que los pueblos nórdicos fueron incorporándose al cristianismo hicieron todo lo posible por bautizar  con el nombre de Juan El Bautista o San Juan para terminar con esa festividad ancestral, y celebrarla permanentemente el 24 de junio, pero sin mayor éxito. Los caprichos de la naturaleza obligan a que el día más largo del año sea además un poco inquieto, y por eso esa fecha se mueve como un péndulo entre el 19 y el 25 de junio.

Hoy en día ese ritual en honor fertilidad se ha convertido en otra cosa, que tiene sus lados simpáticos, pero también un lado oscuro, como la luna esconde una superficie oscura. Ese lado oscuro es protagonizado por un elemento que siempre ha estado en el origen de las fiestas paganas, es decir la festividad del dios Baco, o como se le llamara en otras culturas.
El aguardiente es una bebida clásica en los países nórdicos y Rusia, denominado como el cinturón de  las “bebidas blancas”, donde el vodka y el aguardiente han sido protagonistas de tanta alegría, y también desgracias. Lo suecos en este caso beben en estos días intensamente, llegando desgraciadamente a romper los límites no sólo de lo que en general uno mismo se permite, sino que el hecho de consumir tanto bebida produce un mayor número de accidentes en la carretera;  la violencia en lugares públicos y privados se multiplica y los hospitales reciben más pacientes que de costumbre por causa de tanto desenfreno y violencia.
A veces la policía  informa  que el tiempo lluvioso, que es frecuente en esta época, ha impedido mayores incidentes, y esto hace que muchos padres y madres deseen fervientemente que caigan rayos y centellas esta noche para que impidan a los jóvenes celebrar al aire libre el midsommar. Porque es en los parques y en los espacios abiertos donde se producen los mayores incidentes.

Si en los países latinos el carnaval es una fiesta donde también ocurren cosas negativas como contrapartida de la alegría que despierta en la población, esta también ancestral celebración en honor a la fertilidad, la fiesta de midsommar, tiene ese lado oscuro que a pesar de todas las advertencias realizadas por los medios de comunicación y las autoridades,  es inevitable que se produzcan lamentables tragedias, aunque las mismas hayan estado escritas en las estrellas y nadie pudiera descifrarlas.
Así es cuando la gente pierde todo criterio sobre los riesgos que conlleva la ebriedad, para sí mismo y para los demás.
Según Systembolaget, la empresa del estado que monopoliza la venta de bebidas alcohólicas, el consumo de de cerveza, vino, aguardiente y otras bebidas de alta graduación alcohólica,  llegará a los 14 millones de litros este año, para una población un poco mayor de 9 millones de habitantes. Si le descontamos a ese número de población  los 2 millones de niños y otros dos de ancianos y enfermos así como otro número de personas que no beben alcohol, podemos calcular sin mayor riesgo a equivocarnos que la mitad, o sea 4,5 millones de habitantes consume promedio unos tres litros de alcohol durante esa víspera de Midsommarafton. Por supuesto que la gran mayoría bebe con moderación y las borracheras no siempre terminan en tragedia, pero aún siendo un pequeño porcentaje los que beben copiosamente, los episodios que lacónicamente son comunicados por la prensa un día después de la fiesta , y que tienen un final trágico, demuestra que el precio que pagan las víctimas es demasiado alto por la irresponsable actitud frente a la vida de los demás,  y la propia que tienen quienes con tanto desprecio por las consecuencias empinan el codo hasta el cansancio.
Mujeres y niños son a menudo las víctimas directas de los que cruzan el límite que lleva de la  sobriedad a una nube alcohólica donde las barreras de lo prohibido se derriban como los castillos de arena barridos por las olas del mar. Al final lo que iba a ser una fiesta donde todos esperaban divertirse, finaliza en muchos casos en un drama o peor, en una tragedia, donde el rey sol se apaga para siempre cuando estaba en lo más alto del zenit y la esperanza todavía estaba viva para los que pagaron con su salud, o con su vida, el billete a una fiesta donde ni siquiera estaban invitados.


domingo, 19 de junio de 2011

Pobreza infantil en el Estado de Bienestar

Foto: Rädda Barnen
La noticia confirmó algo que ya intuíamos, pero desconocíamos su dimensión. Más del 11 por ciento de los niños suecos viven por debajo de la línea de la pobreza. Y cuando hablamos de pobreza no es la que vemos en los países de otros continentes donde el hambre y la miseria cosechan miles de vidas diariamente. Pero si bien no estamos ante un caso extremo de ese tipo, el informe de la organización no-gubernamental Rädda Barnen (Salvar a la infancia), demuestra que el estado de bienestar sueco se resquebraja desde hace ya muchos años, y empieza a dejar a la vista las ronchas y las llagas de una política familiar que cada vez es más injusta.  Ningún sistema basado en la redistribución de la riqueza puede ser perfecto, pero en el mundo moderno, el sueco se destacó durante muchas décadas por ser vanguardia. Sin embargo, incluso durante los últimos gobiernos de la fundadora de esa política, la socialdemocracia, el proceso de empobrecimiento de las familias se hizo muy marcado.
Las políticas orientadas a la asistencia económica para las familias había sido uno de los pilares del estado de bienestar. De esa forma se estimulaba el consumo acrecentando el poder económico de las familias y se las estimulaba para que tuvieran más hijos,  buscando así que la sociedad aportara fuerza de trabajo joven al mercado laboral y evitara el envejecimiento de la población, algo que hoy castiga a la mayor parte de los países europeos. 

Actualmente el gobierno de centro-derecha que está en el poder desde 2006, ha orientado su política económica hacia una rebaja sistemática de los impuestos, para estimular, afirman, que las personas se activen y  busquen trabajo allí donde lo ofrezcan, en lugar de vivir de los seguros de distinto tipo a los que aportan  trabajadores y patrones , como por ejemplo los seguros para la familia, el de desempleo, y en el peor de los casos,  la ayuda social para aquéllos que han quedado totalmente desprotegidos y desempleados por largos períodos. Durante costosas y efectivas campañas se logró por parte de los que querían pagar menos impuestos (léase empresarios de todo tipo, asalariados con altos ingresos) y los partidos que los representaban, cambiar el paradigma de una sociedad solidaria a otra donde el bienestar depende del esfuerzo individual de quien acepta trabajar bajo las condiciones que sean, sacrificando no pocas veces los derechos fundamentales de los trabajadores.

Las estadísticas son implacables. Según el informe de RB actualmente son unos 220 000 niños, de los dos millones que viven en el país, los que están por debajo de la línea de pobreza. La misma sería mucho más dramática si la recortada política de ayuda familiar no existiera. Los cálculos de esta ONG indican que la pobreza de las familias alcanzaría niveles del 24-26 por ciento si el estado decidiera eliminar totalmente  las recortadas políticas de ayuda. Una polarización que hoy vemos en muchos países con un desarrollo pujante pero con escasas o ninguna política familiar.
RB intenta que el actual gobierno y los sucesivos se replanteen las políticas de ayuda familiar. Parten del axioma que los niños no pueden ser víctimas de la inseguridad y la pobreza relativa por la situación económica de sus progenitores, que finalmente termina discriminándolos.  Los estudios realizados por distintos centros académicos suecos demuestran que los niños que viven en situación de pobreza corren  tres veces más el riesgo de ser víctimas de la violencia familiar; el 50 por ciento de esos niños están, por ejemplo, expuestos a  ser acosados psíquica y físicamente en la escuela. Y sus posibilidades de recreación, de participación en actividades organizadas donde se debe abonar una cuota, disminuyen radicalmente porque los padres no pueden pagar. Finalmente se establece en el informe que son tres tipos de hogares los que han sufrido más el deterioro de las políticas familiares: las familias de inmigrantes, las que habitan los suburbios más pobres de las ciudades más grandes del país y los hijos que viven con un solo progenitor. Al mismo tiempo crece la fortuna de las familias más ricas y los ingresos de los asalariados de "clase media".
Este es el resultado de la política neoliberal que en el laboratorio reproduce una serie de círculos concéntricos originados por la riqueza amasada y cuyos efectos esperan lleguen a la orilla donde los menos privilegiados pacientemente aguardan. Esos principios, que aquí en Suecia han sido muy bien empaquetados con papel de seda para nos asustar con el lobo, siguen siendo en esencia los mismos, es decir, lo pobres tienen que esperar a que los ricos amasen más fortuna para que las olas de bienestar que lleguen a la orilla, finalmente los bañen como un salmo, y con ese cántico de sirena sueñen  una vida feliz gracias a tanta solidaridad y generosidad. La realidad muestra sin embargo que una buena parte de la sociedad sueca vive en el limbo; la inseguridad y la delincuencia se hacen más palpables en el país; la corrupción disimulada y la abierta invade territorios antes intocables. Si no hay un golpe de timón, probablemente vamos camino a unos arrecifes donde nos esperan otros tiburones que ya afilan sus dientes en las rocas.





domingo, 12 de junio de 2011

Disparen sobre el mensajero

Un modelo de burkini para adultas.
"A qué se dedican ustedes lo periodistas? Apoyan la opresión a la mujer? Esto es islamización!" me reprochaba un lector/oyente por una nota periodística que publiqué en internet, en el sitio de Radio Suecia Internacional. El tema que provocó la reacción de esta persona fue un reportaje que hice sobre un proyecto cuya finalidad es enseñar a nadar a chicas musulmanas cuyos padres se niegan a que sus hijas expongan sus cuerpos ante otros niños o jóvenes, y por supuesto ante los adultos.
Estos son los antecedentes: el proyecto comprende chicos menores de 19 años y la razón del mismo es que más de la mitad de los doce niños que se ahogaron en las playas suecas en 2010, pertenecían a grupos étnicos provenientes de Medio Oriente o África. Respaldado económicamente por Loterías del Estado, este programa es implementado por la Asociación sueca de Guardavidas (antiguos salvavidas) que capacita y entrena a la mayoría de los miles de profesores de natación y guardavidas que hay en el país. Esta organización  es independiente y tiene como meta para este verano la misión de capacitar, fuera de sus programas habituales, a  doce profesores de natación de distintas etnias. Cada uno de ellos domina por los menos dos idiomas, es decir el sueco y además la lengua original del alumno, sea esta el árabe, el somalí, el bosnio, el curdo o el asirio. También los padres de estos alumnos están involucrados en esos cursos de natación. La razón es muy sencilla, como los padres les impiden a los niños aprender a nadar en la escuela, lo que en realidad es obligatorio para todos los alumnos aquí en Suecia, la idea es que a través de estos cursos comprendan que lo peligroso no es el agua, sino la ignorancia de cómo comportarse cuando un niño quiere jugar en el mar, en un lago o en el río.

Hasta aquí todo correcto y no habría espacio para que alguien reaccionara contra el proyecto, y quien se ocupó de difundirlo a través de una nota periodística. El asunto es que como algunas familias musulmanas se niegan a que esos cursos se realicen en las playas o en lugares abiertos, la Asociación de Guardavidas ha conseguido que los mismos se realicen en piscinas cerradas. Además se ha diseñado una malla de baño especial, un burkini o burkamalla, como le llaman irónicamente algunos, que cubre totalmente desde la cabeza a los pies el cuerpo de las niñas.
Es aquí donde los vigilantes de las costumbres de la etnia nórdica se horrorizan porque no está dentro de los parámetros del comportamiento de niños y adultos de este país escandinavo. La ultraderecha es la que se ocupa de tal vigilancia de valores y costumbres suecas, siempre temerosa del contagio con otras culturas, y ve este proyecto como un triunfo de los islamistas. Estos radicales del Islam obligan a las instituciones suecas a doblegarse ante sus exigencias y la sociedad está siendo minada abierta y mezquinamente por los islamistas que ganan permanentemente terreno, según ellos, a través de la construcción de nuevas mezquitas, y de la aceptación de parte de la sociedad de costumbres y conductas, principalmente dentro del círculo familiar, ajenos a las costumbres occidentales. Es una forma de ver esa realidad que a veces compartimos, como por ejemplo, cuando se obliga a las adolescentes a casarse con hombres que no conocen, lo cual es una forma patriarcal de imponer un poder que hoy es raro que ocurra en las familias educadas en un estilo de  vida moderno y de mentalidad liberal.

Cuando se profundiza en el tema de los cursos de natación se ven las variadas aristas que tiene el problema que causa el hecho de que muchos niños en general, y algunos hijos de musulmanes en particular, corran el riesgo de ahogarse si es que tienen la oportunidad de ir a una playa. Muchas de esas familias que han llegado a este país jamás tuvieron contacto con el agua de la misma manera que los escandinavos, rodeados de mar, lagos y ríos por todos lados. Vienen de regiones desérticas donde al agua apenas alcanza para lo más básico o de otros lugares donde la natación ha sido algo extraño a sus costumbres. Al llegar aquí como inmigrantes o refugiados, se encuentran con que sus hijas, porque los hijos no tienen ese problema, también quieren aprender a nadar junto a sus compañeros de clase en la escuela. Pero los prejuicios, ya sea por una mala interpretación de la religión, o por ignorancia, impiden que esas chicas puedan compartir esas clases de natación. Qué hacer entonces? Dejar que esas niñas sigan aisladas y temiendo meterse en el agua, oprimidas sí por una cultura patriarcal que no ve más allá de su nariz? O buscar un camino intermedio que rompa con ese aislamiento y opresión a través de una fórmula que impida a esos padres decir que no a la posibilidad de aprender a nadar? Esa es la solución que la Asociación sueca de Guardavidas ha encontrado para darle la posibilidad a esas chicas de divertirse y perderle el temor al agua. Y además enseñarle a sus padres que ese elemento tan esencial para la vida humana, también puede ser un medio para divertirse. Entonces, contribuye esto a la islamización, o por el contrario, rompe el cerco de la ignorancia, libera de la opresión a las niñas y ensancha el conocimiento y la visión que se tiene sobre el mundo, tanto para esas chicas como para esos temerosos padres? Y por más que ellos busquen no encontrarán en los escritos religiosos que Alá u otro dios todopoderoso, impide que el ser humano sea amigo del agua. La ignorancia y la estupidez está en todos nosotros cuando no queremos ver lo obvio, pero sin duda que a pesar de ellas, siempre hay una fórmula para escapar de esa ceguera, o neutralizar a los que con su propaganda quieren sembrar el odio para llevar agua a su molino. Pero el agua es de todos.







miércoles, 1 de junio de 2011

Otra vez el rey

Suecia está al borde de una crisis institucional. El rey Carlos Gustavo XVI se ha visto envuelto en un lío que lo obliga a saltar sobre carbones ardientes en una parrilla cada vez más caliente. En una entrevista con la agencia sueca de noticias TT, negó toda vinculación y conocimiento sobre las negociaciones que uno de sus amigos más cercanos llevó a cabo para comprar las fotos que secretamente se habían tomado de las juergas del rey y que lo comprometían irremediablemente. Los ciudadanos fieles a la monarquía de este país están acostumbrados a ver a su rey inaugurando escuelas, hospitales o repudiando la caza de las focas. Un rey con cara de bueno y tono suave. Un rey disléxico y humilde. Pero para otros muy influenciable por su grupo de amigos que no tienen que rendir cuentas a nadie, y con los que compartía el mismo gusto de playboys, es decir frecuentar lugares nocturnos con luces rojas, algo que lo caracterizó en su juventud. Si bien aquéllas preferencias se le perdonan y nunca han sido recopilados sistemáticamente por nadie hasta el momento, sus malos pasos por los cabarés cuando ya estaba casado y con familia, son más difíciles de ignorar. Por eso una fuerte presión de los medios y de muchos ciudadanos y políticos, empujaban para que el rey comentara los últimos acontecimientos acerca de las fotos y los contactos que se establecieron para comprarlas.

Todo empezó con la publicación del libro "Las aventuras del rey reacio" (ver este blog del 03/10/2010), que levantó muchas ronchas y dejó muchas preguntas en el aire. La corte lo negó todo y el rey, que como una anguila rehuía los medios, se animó en medio de una cacería de ciervos, tal vez envalentonado por el olor a pólvora, a acercarse a un grupo de periodistas admitiendo que sí, que en alguna ocasión hace mucho tiempo cometió algunos pecadillos, pero que eso ya era historia vieja y había que mirar adelante.
Su actitud displicente ocultaba sin embargo un temor a que las preguntas ahondaran en la responsabilidad que como figura pública le corresponde cuando en el libro aparecían historias de visitas a clubs nocturnos regenteados por mafiosos. Un rey que visita esos lugares con amigotes poderosos y presencia los espectáculos que le ofrecen las chicas en ropas livianas, o sin ellas, y además mantiene un romance con una de las más relevantes figuras de la noche, y que públicamente reconocería posteriormente su romance con el rey, es una catástrofe para la imagen que los habitantes de la casa real quieren vender a los ciudadanos.

Ahora el rey finalmente salió de su cueva y se dejó entrevistar, aunque esta vez ha sido más categ´rico y ha negado todo lo vinculado con la compra de las fotos y las visitas a los clubes nocturnos. Ha empeñado peligrosamente su palabra porque hay demasiado testigos que dicen lo contrario, y el ex-propietario del club donde lo fotografiaron secretamente, ya ha anunciado que publicará las fotos en un libro donde cuenta su historia de hombre de los bajos fondos y quienes visitaban sus clubes nocturnos. Un rey mentiroso no tiene futuro, y si bien no hay guillotina a la vuelta del palacio, su reinado pende de un hilo y basta con una tijera para cortarlo y  el monarca se desplome. El Comité Constitucional sueco integrado por parlamentarios de todos los partidos ya está moviendo fichas para que la inmunidad que tiene el rey actual y los futuros, sea modificada y se los pueda investigar ya que son figuras públicas -y además son los jefes de estado. Otras propuestas son que se conforme una Comisión de la Verdad para investigar cuánta veracidad hay en las afirmaciones que están en el libro "El monarca reacio". En todo caso ya se especula que el rey pueda estar obligado a tomarse una pausa en el ejercicio de jefe de estado, o directamente abdicar, y entonces la princesa Victoria asumiría el cargo, o bien transitoriamente, o de forma permanente.
Sí, rey el Carlos Gustavo XVI está bailando sobre carbones ardientes, y ya no en los locales de luces rojas donde rompía con la probablemente aburrida vida de la corte.