Páginas vistas la semana pasada

viernes, 23 de noviembre de 2018

VIERNES NEGRO: A consumir que se acaba el mundo

Al fin llegó el día! el Black Friday, que con entusiasmo renovado una buena parte de la humanidad se lanza a consumir con más desesperación que nunca en el año.  Atropellando en las tiendas y centros comerciales, supermercados e hipermercados, intentando llegar antes de que se acabe el producto anhelado, que nos vendieron probablemente a través de la publicidad, y que en realidad muchas veces no necesitamos. 

Nacido como tantas modas consumistas en el reino del mundo del consumo, EEUU, el viernes negro se ha extendido como una mancha voraz por el planeta. Al mismo tiempo que los últimos informes ambientales constatan que el dióxido de carbono en la atmósfera sigue aumentando, arrastrándonos aceleradamente hacia la destrucción del planeta.

Parece demasiado apocalíptico, los reconozco, pero los plazos según los científicos son cada vez más cortos. No obstante, hasta ahora son pocos, proporcionalmente hablando, los gobiernos y los pueblos que se resisten a dejarse arrastrar por el tsunami consumista.  De esta madera estamos hechos los seres humanos, por eso los que buscan aumentar su riqueza y fortuna apuestan por continuar arrasando bosques, contaminar ríos, océanos, atmósfera y nuevos o antiguos territorios. 

La historia de porqué el nombre Black Friday  es algo complicada.
Su origen tuvo primero su lado financiero, y muchos años más tarde su costado comercial mezclado con una ceremonia religiosa. Comenzó en 1869, oportunidad en que la Bolsa de Valores de Nueva York se desplomó a causa de la especulación financiera de dos aventureros que dejó en la ruina a miles de accionistas. Luego arribamos a la cuestión de la fecha: el 30 de noviembre.

El día de Acción de Gracias, (Thankgiving) celebrado en el mundo protestante, fue una costumbre iniciada en EEUU por el presidente Abraham Lincoln en 1809, que estableció como día de tal celebración el último jueves de noviembre. Por estos ”caprichos” del almanaque, en 1939, ese jueves cayó un 30 de noviembre. Entonces se alzó el grito de alarma entre los comerciantes: se les acortaba el período de ventas antes de Navidad. El presidente Franklin Roosevelt, ni corto ni perezoso, sensible a las inquietudes de los comerciantes, estableció que el día de Acción de Gracias se celebraría entonces el cuarto jueves de noviembre. La finalidad fue garantizarle al comercio una semana adicional de compras antes de Navidad.

O sea que ni siquiera hubo una razón religiosa detrás la celebración de la Acción de Gracias, sino que fue una decisión política para garantizarle al comercio más consumo y consumidores. Geográficamente el viernes negro se limitaba en un principio a Filadelfia hasta la década del 80 del siglo pasado. Luego se fue extendiendo a otras ciudades de EEUU, pasó a Canadá y llegó a Europa, América Latina y otros continentes a partir del nuevo siglo. No obstante  esta oportunidad de "liquidaciones galácticas", se ha ido agregando el Jueves Gris, el Fin de Semana Negro, la Semana Negra y la nueva costumbre: el Cyber Monday, es decir las compras a través de Internet, en esta ocasión el lunes 26 de noviembre

La bola de nieve del consumo no deja de rodar. Además detrás de estas campañas hay mucho engaño de parte del comercio. A menudo venden el producto más caro que en otras oportunidades de ventas de Saldos. Luego tenemos la razón principal de las rebajas del 30%-50%-70% etc.  el cual tiene su principio en el ”envejecimiento” de los productos que los comerciantes quieren sacarse de encima, para sustituirlos por nuevos productos. Incluso tratan de colarnos en la bolsa de las compras, productos de mala calidad, debido a que antes no podían vendérselos a consumidores más conscientes a la calidad que al precio.


En fin, como consumidor vale la pena estar bien informado para no ser engañado por precios falsos. Como personas conscientes de que a mayor fervor consumista más daño le hacemos al planeta, deberíamos medirnos en nuestro entusiasmo por comprar impulsivamente. Y además, evitar endeudarnos, porque siempre hay un día después… Por último, y a riesgo de ser grosero, los jóvenes de mi generación decíamos en aquélla época y en plena Guerra Fría: "A c.... que se acaba el Mundo". Ahora con la Guerra Caliente al planeta los jóvenes y mayores dicen: " A consumir que se acaba el Mundo". Cambio de paradigma, dirían los entendidos.

miércoles, 7 de noviembre de 2018

Elecciones en EEUU: Otra vez Ellas!

Chismes y Rumores ha logrado una vez más capturar conversaciones inéditas entre el presidente de EEUU Donald Trump y la vocera de la Casa Blanca Sara Sanders sobre el resultado de las elecciones intermedias en EEUU. Un resultado que le ha bajado los pantalones al presidente Donald Trump para dejar al desnudo lo que Stormy Daniels públicamente calificó como un ridículo ” artefacto pequeño similar a una seta”. Más allá de lo cómico de la definición hecho por la actriz porno, el asunto es que Trump sale debilitado de esta contienda electoral, a pesar que en la derrota parcial diga todo lo contrario.

D.T: Sara, hemos tenido un éxito extraordinario! Lo acabo de publicar en Twitter. Nadie podrá arrebatarnos la victoria.
SS: Es eso lo que quieres que le diga a la prensa dentro de un momento?
D.T: Pues claro, mujer! Transmite mi satisfacción y alegría a los fabricantes de fake news que sin duda van a querer contradecirme, pero mi discurso no cambiará.
S.S: Pero Donald, los resultados en el Congreso son claros, perdimos en la cámara baja muchos escaños y los Demócratas tienen ahora mayoría de 219 contra 193…Esto podrá limitaciones a tu poder!
D.T: Qué importa! tengo el Senado en mi puño con 2 escaños más que antes, 51 contra  45, te das cuenta? Además gobernaré por decreto cuando sea necesario. Soy un mago para mantener mi aura presidencial, mi dominio total de la política en este país que va hacia un proyecto libre de invasores y delincuentes, negros, indios, semitas de todo pelo, mientras que los HOMBRES blancos y rubios como yo, armados hasta los dientes, dominando una nación pura y religiosa… temerosa y obediente de Dios. 
S.S: Pero Donald, fueron justamente esos grupos los que ayudaron a cambiarle la cara al Congreso. Y sobre todo las MUJERES! Me Too nos hizo mucho daño! Nunca antes han logrado entrar tantas representantes femeninas a la cámara baja. Latinas, indígenas, musulmanas y muchas otras de nuestra propia ”raza” han logrado arrebatarnos escaños y gobernaciones. Hasta un miembro de la LGBT ha sido elegido gobernador. Aún más bochornoso, en California han votado para que se ponga fin al encierro de los animales, hasta los cerdos están celebrando!
DT: Era lo que yo decía en mis últimos días de campaña! Esos grupos están conchabados con los Demócratas y seguro que muchos, miles y miles, han votado ilegalmente. Seguro que no tienen derecho a voto. No tienen derecho, claro que no…les han munido de documentos falsos para que votaran. No me extrañaría que incluso a los cerdos les permitieran votar. Los muy malditos además quieren socavar mi poder para que no sea reelegido en el 2020, y lo hacen con esos miles de invasores en camino a nuestra frontera, verdaderos ”aliens” que se acercan desde Centroamérica, provenientes de quién sabe qué planeta… 
S.S: Pero nadie ha denunciado que haya habido votos falsos ni engaño en las urnas. Debes contener tu discurso para no hacer peor las cosas.
D.T: Chitón mujer! Como te atreves a contradecirme? Tú dirás lo que te digo y nada más. Tenemos un futuro espléndido, América Primero! China vendrá de rodillas a pedirnos que les rebajemos los impuestos aduaneros; luego la falsa Unión Europea seguirá el mismo camino, Irán quedará en la ruina y dejará de ser una amenaza para Medio Oriente, que será dominado, claro, por Arabia Saudita e Israel, mis fieles aliados, y con Cachete Gordo firmaremos un tratado para que abandone definitivamente las armas nucleares…El futuro es mío y para el nuevo establishment que estoy creando.
S.S: Está bien Donald, perdona que me haya atrevido a poner en duda tus conclusiones.
D.T: Sara, eres mujer moderna y no puedes habituarte a que es el hombre quien tiene la última palabra. Ya es hora de que te acostumbres, hija. Vamos, marche a esa conferencia de prensa. Los chacales están impacientes…Expresa el optimismo, que tus ojos brillen de confianza, convéncete que dices la verdad y nada más que la verdad… Lealtad, eso es lo que espero de tí...


Y recuerden, solo son chismes y rumores… Hush-Hush!

viernes, 2 de noviembre de 2018

Una ola humana convertida en bumerán.

Miles de centroamericanos, mujeres, hombres, niños, ancianos caminan en una ola migratoria nunca vista en esas tierras acostumbradas sí a ver pequeños grupos de personas conducidos por los "coyotes" con el objetivo de cruzar la frontera de México con EEUU. Ahora se trata de un tsunami humano,  parecido aunque con un volumen menor (todavía) con el que tuvo lugar en Europa en 2015. Y ocurre en el momento más caliente de la campaña electoral que realizan Republicanos y Demócratas por las elecciones intermedias de la próxima semana en EEUU.


Un grupo de migrantes trata de atravesar un río.
Foto de AFP.
El presidente Donald Trump, en su afán de conservar la mayoría en las dos cámaras del Congreso,  a puesto en su canasta llena de huevos de serpiente, a la inmigración y a la ola de centroamericanos que lentamente se acercan a la frontera que tantas veces ha afirmado quiere sellar para siempre con un alto e impenetrable muro. No solo envía miles de soldados preparados para reprimir, sino que además, quiere dejar fuera de juego las leyes migratorias a través de medidas inconstitucionales, como señalan sus rivales demócratas. 

Es más, ha dicho claramente que los soldados tienen órdenes de disparar contra los inmigrantes en caso de que estos lancen piedras contra ellos, refiriéndose a  algunas escaramuzas que tuvieron los inmigrantes con la policía mexicana al atravesar la frontera de Guatemala con México. 

Esta retórica digna de un arrogante agitador de barricada, y no de un presidente ecuánime y democrático, resonará para siempre en las paredes de la Casa Blanca como el estigma de un período oscuro y lleno de odio de un país que quiere hacernos creer que es el reino de la libertad. Como ejemplo basta mencionar lo que dijo en una sesión de la Casa Blanca: " la caravana es violenta"; "quieren invadir el país"; "una piedra es como una bala de rifle y por eso nuestro ejército responderá"; "crearemos ciudades con tiendas de campaña para alojar a los que pidan asilo en la frontera, y no los vamos a liberar", haciendo referencia al sistema que había prevalecido hasta ahora, es decir donde los inmigrantes eran liberados después que fueran detenidos en espera de la aprobación o no del pedido de asilo. O sea, creará campos de concentración. Tal vez no hay mejor botón de muestra hasta donde está dispuesto a llegar este personaje autoritario y xenófobo con respecto a los inmigrantes, que la separación forzada de los padres de sus hijos, niños y menores de edad encerrados en jaulas para obligar a los mayores a abandonar el país, lo que ha sido denunciado y condenado desde hace meses, dentro y fuera de fronteras.

Esta "caravana maldita" para Donald Trump, de madres y padres cargando a sus bebés en brazos, mochila al hombro y zapatos rotos, me recuerda a aquél discurso que Ernesto Che Guevara pronunciara proféticamente en la ONU en diciembre de 1964:

..." Ya se los ve por los caminos un día y otro, a pie, en marchas sin término de cientos de kilómetros, para llegar hasta los «olimpos» gobernantes a recabar sus derechos. Y esa ola de estremecido rencor, de justicia reclamada, de derecho pisoteado, que se empieza a levantar por entre las tierras de Latinoamérica, esa ola ya no parará más. Esa ola irá creciendo cada día que pase. Porque esa ola la forman los más, los mayoritarios en todos los aspectos, los que acumulan con su trabajo las riquezas, crean los valores, hacen andar las ruedas de la historia y que ahora despiertan del largo sueño embrutecedor a que los sometieron".

Era entonces otro contexto, pero las injusticias y la opresión son las mismas, las víctimas de la violencia del sistema y su autoritarismo, la corrupción y la impunidad, ha roto el dique de la paciencia y como un bumerán marcha en caravana a reclamarle al responsable final de tanta pobreza y violencia, que abra sus puertas ya que sostiene y alimenta a gobiernos que despojan y oprimen a sus propios pueblos, hundiéndolos en un pantano de miserias desde hace generaciones.


Amigo lector, si consideras que este artículo es interesante y quieres calificarlo más abajo, tienes mi agradecimiento. Y si quieres difundirlo en otras plataformas, aún mejor. Gracias.