Páginas vistas la semana pasada

jueves, 30 de abril de 2015

Matar al mensajero


Esta antigua metáfora nos recuerda siempre las intenciones o acciones concretas de quienes "disparan" contra el que comunica una mala noticia en lugar de sancionar al propio autor de la misma.  Como los casos de corrupción emergen como hongos en el desvastado bosque español la alarma se pone al rojo vivo y de ahí la necesidad de censurar a los que se atreven a denunciarlos.
La ultima señal la ha enviado el propio ministro de Justicia Rafael Catalá quien lanzó un globo de ensayo ("una reflexión", dijo después) manifestando que habría que sancionar a los medios de prensa que publiquen noticias filtradas desde los tribunales, las cuales revelarían detalles secretos de las imputaciones  a personas vinculadas al poder político y/o económico, por delitos tales como prevaricación, malversación de fondos, sobornos, y un largo etc-etc, pero cuya difusión violaría el derecho a la "presunción de inocencia".

Con una mayoría parlamentaria a su favor el actual gobierno del Partido Popular parecería estar dispuesto a disparar sus últimos cartuchos en un desesperado intento de frenar el verdadero aluvión de denuncias contra un alto número de miembros del partido en una acción casi suicida.
Suena patético que el derecho a informar y ser informado inscrito en la constitución española sea objeto de una "reflexión" por el propio ministro de justicia, quien señala que el parlamento europeo está debatiendo el tema, evitando así dar una firme opinión de su parte defendiendo la libertad de prensa.

Sin embargo el globo de ensayo fue rápidamente arriado cuando las reacciones en contra de un debate de censura con tufo totalitario chocó contra una unánime reacción de la prensa en general y la crítica y repudio de la oposición y (oh sorpresa!)  desde filas del propio PP. Matar al mensajero siempre es una decisión arriesgada, y en este caso la ya nombrada metáfora se transformó en aquélla que reza " el tiro le salió por la culata" al señor ministro Catalá.





miércoles, 22 de abril de 2015

Maniqueísmo a la española


La reforma de la ley de interrupción del embarazo se concretó la otra noche en las Cortes españolas por una mayoría de los diputados del Partido Popular. Algo esperado aunque muy descafeinado si pensamos en la promesa electoral del PP para conformar la demanda de los sectores más conservadores de la sociedad, con la Iglesia católica como principal agitador. La campaña comenzó contra el gobierno de Zapatero cuando se aprobó la ley de interrupción del embarazo y prosiguió hasta que el PP llegó al gobierno con la promesa de abolirla. En concreto, la parte que finalmente se derogó de la ley es el derecho de las jóvenes de 16-17 años de realizar un aborto sin conocimiento de sus padres. Como la derecha conservadora tiene una visión maniqueísta de la sociedad, es decir dividida entre el bien y el mal, fueron a la carga distorsionando el verdadero sentido de la ley que solo debido a causas extremas de seguridad de la chica se le realizaba la interrupción del embarazo, por ejemplo por su endeble situación social y/o familiar entre otras razones. La empecinada realidad muestra no obstante que en 2014 el numero de embarazos interrumpidos descendió un 3, 3 por ciento.

Sin embargo, quienes le niegan ese derecho a esas chicas menores de edad, las obligan a hacer un aborto clandestino si tienen para pagarlo con los riesgos inherentes, o asumir una responsabilidad que probablemente les sobrepase y sea un difícil dilema para toda la vida. Tampoco el aluvión de abortos secretos para el resto de la familia, realizados con permiso del estado fueron el aluvión que se esperaban. Las estadísticas muestran que en 2014 poco más del 3 por ciento de los embarazos interrumpidos (unos 800 casos) fueron hechos bajo estas condiciones a jóvenes de 16-17 años, es decir por causa de una grave situación familiar y/o social que amenazaba la seguridad de la embarazada. Vale la pena señalar que la lucha de muchas organizaciones femeninas que estuvieron presentes en las calles con multitudinarias manifestaciones y la gran presión al gobierno por la oposición y dentro del mismo PP, obligó al ministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón a renunciar cuando se le cerraron todos los caminos para una reforma total de la ley.

Una pequeña victoria en un ámbito parlamentario donde el PP tiene mayoría absoluta y controla con mano férrea a sus diputados. La reforma parcial de esta ley cayó muy mal en las organizaciones que hicieron campaña en contra de la ley de Zapatero, como por ejemplo la Asociación Católica de Propagandistas, la Asociación de investigadores y profesionales por la vida (CiViCa), la Asociación en Defensa de la Vida Humana (Adevida) entre otras, y la propia iglesia donde uno de sus más conocidos portavoces, el cardenal Rouco Varela, fue uno de los principales agitadores. El mismo cardenal que después de su jubilación habita un apartamento de 320 m2 en Madrid, recién reformado cuyo costo total ha sido de más de 3,2 millones de euros a pesar que el Papa Francisco ha advertido sobre estos excesos a los representantes de Dios en la Tierra. La oposición del PSOE y muchos otros partidos prometen volver a restablecer la ley de Zapatero que logró evitar abortos ilegales o en clínicas privadas del exterior otorgándole a la mujer su capacidad de decidir con profesionales que le ayudan a a orientarse y ver las consecuencias cualquiera sea su decisión.

El cementerio marino de Tritón

Si, en eso se ha convertido el Mar Mediterráneo, cuna de la civilización occidental que cada pocos días recibe en sus aguas cientos y quizás miles de náufragos provenientes de diversos países de África y Medio Oriente. Un triste destino que les espera a tantas mujeres, hombres y niños que abandonan Siria, Irak o Afganistán, o del norte y centro de África huyendo de la guerra, el hambre y un futuro cuyo túnel sin una luz en el fondo que los haga creer que hay una esperanza.
En las costas de Libia donde los distintos grupos islamistas se disputan el poder, entre ellos el ISIS y Al Qaida, las mafias dedicadas al contrabando humano ven su oportunidad de oro para cargar pateras o barcos rescatados del desguace para cargarlos y enviarlos a una muerte casi segura antes de llegar a Malta o a la isla italiana de Lampedusa.

Los gobiernos de la EU reaccionan hipócritamente anunciando nuevas medidas a través de su programa de control de las aguas del Mediterráneo llamado Tritón, que en realidad ha "triturado" a todas esas víctimas que han visto apagarse en esas frías aguas el anhelo de una vida mejor. En la reunión del jueves de los ministros de RREE e Interior la EU aprobó establecer unmisión civil y militar que la UE se estudia poner en marcha para capturar y destruir los barcos que utilizan los traficantes de inmigrantes en el MediterráneoPero el torrente humano es un diáfano resultado de lo que la EU y los EEUU han causado en su pretensión de llevar un modelo político, cultural y económico a sociedades que no estaban preparadas ni querían abrazar una forma de vida que en occidente creemos es la más justa. Y probablemente lo sea, pero haber ignorado las advertencias sobre las consecuencias de dicha apuesta y que caían como granizo en el techo de la mayoría de los gobiernos europeos, ha demostrado la ignorancia que estos políticos, incluidos  también militares y servicios de inteligencia, tenían sobre la mentalidad y valores de la gente en esos países. O la ambición por el control de las riquezas naturales en dichos países.

Ahora, ante las repetidas tragedias creen que es la hora de hacer algo, cuando tuvieron antes la oportunidad de hacerlo. Suena a una falsa partitura porque esta corriente humana fue provocada en gran parte por aquéllas políticas que con la ayuda de la OTAN derribaron por ejemplo el estable régimen de Gaddafi. No era democracia, pero los libios vivían más seguros en el equilibrio entre clanes y tribus que había establecido el dictador, que la sectaria guerra civil actual. Los franceses bombardearon Libia hasta el final, y hasta la "neutral" Suecia colaboró con la vigilancia aérea de lo que ocurría en territorio libio con sus aviones patrullando las cercanas costas libias. En Siria la UE y la OTAN no intervinieron militarmente pero repartieron armas a diestra y siniestra, armando indirectamente en buena parte a los grupos como ISIS y Al Qaida, los enemigos jurados de la civilización occidental, permitiendo que el país se hiciera añicos antes de colaborar con el repetido llamado internacional de buscar acuerdos políticos entre Asad y la oposición para darle fin a la entonces incipiente guerra civil.  El resultado final de estas y otras aventuras con fines "democráticos" lo tenemos a la vista, decenas de miles de personas huyendo y miles devorados por Tritón, el dios mensajero de las profundidades marinas.

lunes, 13 de abril de 2015

Con el búmeran en la cintura

De pronto parece que el deshielo comienza a acelerarse en el continente americano. Hasta el presidente venezolano Nicolás Maduro se cuelga el bumerán en la cintura y extiende el brazo para abrir un posible diálogo con la Casa Blanca durante la Cumbre interamericana realizada en Panamá este fin de semana. Cuba ha tendido ya suficientes puentes con EEUU para normalizar las relaciones diplomáticas y también comerciales pulverizadas por el bloqueo. Un castigo a la revolución y al desafío cubano que a la larga perjudicó a una buena mayoría del pueblo cubano y fortaleció al gobierno de la isla y su repetido mensaje de que todos los problemas por lo que pasaba Cuba eran producto del bloqueo. Con los años y con el fin de las subvenciones a la economía cubana por la Unión Soviética esta explicación comenzó a perder valor aunque tampoco puede negarse su papel como muro invisible entre ambas naciones.  La necesidad de terminar con los efectos negativos del bloqueo en la economía para Cuba y el de cerrar viejos conflictos producto de la Guerra Fría para EEUU, han sido motivos muy importantes entre otros, para que ambos se sienten a negociar.

Y para que esto sucediera tenía que haber un cambio en la política norteamericana.  Eso es lo que necesitan las sociedades latinoamericanas: gestos y propuestas concretas para entenderse con Barrack Obama en este caso, que ha dado un paso impensable en una administración norteamericana que durante tantos años ha estado maniatada por la oposición cubana de Miami o por el anticomunismo cerril de los Reagan y los Bush entre otros. Es decir abrir negociaciones sobre todos los temas a pesar de las divergencias y los obstáculos que están en el tapete o que surgirán a lo largo de las negociaciones.  La retórica antiimperialista también está sufriendo un desgaste porque ni a Castro ni a  Maduro les sirve seguir repitiendo las consignas cada vez más vacías para los ciudadanos que les exige un ejercicio intelectual cada vez más surrealista para entenderlos cuando ven la realidad diaria que les toca vivir. Pero no por eso se debe abandonar las críticas y las denuncias cuando se pretende intervenir en los asuntos internos de cualquier país.

Corea del Norte y algún que otro país querrán seguir sosteniendo a su Gran Líder a cualquier precio y cargar con todas las humillaciones posibles a las que son sometidos por el Partido y las FFAA. La República para ser tal no basta con ponerle el título, también necesita que sus instituciones puedan abarcar el abanico de intereses e ideologías que busquen seguir construyendo un proyecto de país donde el interés público y el bienestar social esté por encima de los egoísmos personales y de partido... y de clase. Pero también hay otro factor de poder cada vez más evidente, las multinacionales que hace ya tiempo son una seria amenaza para las democracias, en algunos casos más seria que el actual Estado Islámico, la reivindicación islamista del estado teocrático por la yihad.

Sin dudas hablamos de un mundo ideal cuando deseamos verdaderas repúblicas democráticas que rara vez las encontramos, es cierto,  porque también ellas caen en períodos de profundas crisis políticas y económicas, corrupción, desmantelamiento de lo público y muchos etcéteras, pero con la oportunidad de rehacer el camino cuando los corruptos y los demagogos quedan con el culo al aire y el pueblo se reorganiza y les pega donde más les duela. Este proceso de revitalización democrática lo estamos viendo en España, y especialmente en Sudamérica después de las dictaduras, con todas sus carencias y problemas a la vista, pero con la meta de que también los humildes tengan oportunidades de mejorar sus condiciones de vida, extensión de la educación y salud públicas para todos, igualdad de oportunidades y una larga lista de reivindicaciones siempre olvidados por los antiguos regímenes. Mi país, Uruguay, es un buen ejemplo de ese proceso y me siento orgulloso de afirmarlo. Pero sólo con el bumerán en la cintura, o mejor aún, sepultado en el baúl de antigüedades, puede llegar a concretarse este proceso siempre abierto y renovable.

sábado, 4 de abril de 2015

La Fe ocupa las calles en la Pascua

La iglesia católica debe de estar muy satisfecha con el espectáculo ofrecido por las procesiones celebrando la Pascua por diversas ciudades y pueblos de España. Millones de personas, entre ellos una buena proporción de turistas, se han echado a la calles para ver como las decenas de costaleros cargan sobre sus hombros las diversas figuras que representan a Jesús y a una diversidad de vírgenes, entre ellas la virgen María. Especialmente ahora que los fieles concurren con menor asiduidad a las iglesias debido en parte a los escándalos de diverso tipo conocidos a lo largo de los últimos años de corrupción y pederastia entre otras. Pero también porque el escepticismo religioso de los individuos es cada vez mayor. El Papa Francisco tiene una labor gigantesca para atraer al redil a las ovejas descarriadas o a las nuevas por convencer de que es una cuestión de fe creer en las sagas que cuentan la Biblia y los sacerdotes en las iglesias .

Sin dudas que los intentos en España por restablecer la fe en los alumnos tiene una nueva oportunidad en las escuelas al establecer el gobierno del PP la normativa de que la materia de religión es obligatoria y se calificará a los alumnos como en cualquier otra materia. Y en la pared estará clavada una cruz con un Jesús agonizante para que no quepa la menor duda de que religión se está hablando. Según las estadísticas publicadas por el Centro de Investigaciones Pew en el mundo habían unos 1 600 millones de musulmanes en 2010 y su población se multiplicaría a 2 760 millones en 2050  (1) por lo que el Islam estaría al borde de convertirse en la religión con más adeptos y que superarían a los cristianos de todas las cepas que existen en el planeta en unas décadas más. En 2010 se identificaban como cristianos 2 200 millones de personas en el el mundo que cuenta con una población total de 6 700 millones. Para 2050 los cristianos serían alrededor de 2 800 millones pero la tendencia es que los musulmanes crecerán en proporción más rápidamente y seguramente los superarán en pocos años más.
Este es otro desafío a nivel nacional en España, que en este contexto depende de los sacerdotes en las iglesias y de los maestros y profesores responsables de enseñar esta polémica materia escolar en la lucha por las almas en la península y en los enclaves de Ceuta y Melilla donde la población musulmana crece más rápido que la cristiana.

Maestros y profesores tienen una gran responsabilidad de no adoctrinar a los alumnos, pero es difícil eludir la tentación.  Según la oposición la nueva ley será eliminada si ganan las próximas elecciones para sustituirla por otra más universal donde todas las religiones tengan cabida y no se adoctrine al alumno. La elección de una fe religiosa, cualquiera que ella sea, debe ser libre y responsabilidad de la familia. Adoctrinar a los alumnos como pretende la iglesia católica que presionó al actual gobierno para que se aprobara la ley en una sociedad cada vez más laica, puede despertar sentimientos antirreligiosos. Por otro lado la fanática ofensiva de ciertos grupos islamitas que no dudan en usar métodos terroristas en nombre de Alá para amedrentar a los "infieles" y convertir a los musulmanes  en fanáticos islamitas para hacerse con el poder político y fundar una sociedad teocrática, tampoco estimulan el afán de ver las religiones como una alternativa para comprender la razón de nuestra existencia en el mundo.  El cristianismo también tuvo su época negra con la Inquisición y las guerras que reyes e iglesia emprendieron contra otros cristianos y musulmanes. Algo de lo que no se habla porque el mensaje ha cambiado y ahora solo es de paz y tolerancia. Pero esto también puede cambiar y el riesgo es que se establezca una sociedad que divida a los ciudadanos en "herejes" y "creyentes" donde ya sabemos quienes serán los parias. La dictadura de Franco no está muy lejos.

(1) Centro de Investigaciones Pew.
El informe, titulado “El futuro de las religiones del mundo: Población y Proyecciones de Crecimiento 2010-2050”-