Páginas vistas la semana pasada

martes, 2 de abril de 2019

El último round de Nino Gavazzo


Mystic River (Río místico) Habrá más
 víctimas en el fondo del Río Negro? 
José Nino Gavazzo dejó una bomba de tiempo (tic-tac) debajo de la mesa del Tribunal Militar del Ejército que terminó estallando y llevándose al Ministro de Defensa y a su subsecretario, a los tres integrantes del Tribunal de Honor que lo habían juzgado, a los tres del Tribunal de Alzada, al jefe del ejército y a otros cuatro generales, al confesarles los detalles de la muerte por tortura de Roberto Gomensoro en 1973, y la acción posterior de arrojarlo al Río Negro donde fue encontrado tiempo después, maniatado y enrollado en alambre.  A este crimen hay que agregarle otras víctimas que, por ejemplo, el ex-coronel Jorge Silveira le achaca de ser responsable. A eso, y para hacer aún más terrorífica la escena,  el traslado desde Argentina de 28 prisioneros hoy todavía desaparecidos.

?Habrá sido conscientemente o inconscientemente que Gavazzo dejó esa bomba de tiempo para llevarse consigo a los generales que finalmente lo humillaron y le quitaron el HONOR del que tanto hacen alharaca?

Me inclino por lo primero, Gavazzo parece ser un tipo diabólico y dispuesto a no morir solo en la orilla de la playa después de tanto remar para ”defender a la patria”, mientras sus colegas con uniforme trataban de hacer la vista gorda y solo lo regañaban por lo que había afectado el honor de los oficiales y el propio, pero no el honor del ejército.


Por eso Gavazzo, a pesar del cáncer que lo consume, debe estar riéndose en su casa de la costa de Canelones, en Parque Miramar.  Allí está con prisión domiciliaria y tobillera electrónica, disfrutando, en lo que quizá sea su último round, haber logrado noquear a unos cuantos tipos que arrastraron su prestigio de hombre duro por el fango, convirtiéndolo finalmente y a pesar de todo su esfuerzo, en lo que es, un cruel asesino, algo por lo que la justicia penal ya lo había juzgado por crímenes de lesa humanidad. Claro que tomando mate en el jardín del chalet donde vive. 

No hay comentarios: