Páginas vistas la semana pasada

jueves, 2 de diciembre de 2010

El Mundial de fútbol y la caza de los millones

En el día de hoy, en la ciudad de Zürich, se definirá qué países serán los encargados de organizar los mundiales de fútbol de 2018 y 2022. Y en estas últimas horas los países que presentaron su candidatura movilizan todas sus baterías para lograr llevar a sus estadios la emoción de la pelota en la red.

Miles de millones de la moneda que se le ocurra pensar están en juego, porque son estos torneos de fútbol los que son más lucrativos y los que arrastran más público ante los aparatos de televisión... y dan más prestigio al país que los organiza.
Los 22 delegados de la FIFA serán los que decidan quiénes se quedan con la organización de estos mundiales que despiertan tantas pasiones. Y los candidatos no ahorran ni energías ni dinero para convencer a los delegados que deben votar por ellos.

El cabildeo es infernal. Y para eso se usan figuras conocidas tanto en el deporte como en otros ámbitos donde algunos "famosos" se destacan por los titulares que ayudan a crear en los medios, o por los cargos políticos que representan.

Hagamos un repaso.

David Beckham, el príncipe William y el primer ministro Davis Cameron empujan para que Gran Bretaña organice el evento en 2018.
Rusia también lo quiere y por eso se especula que el primer ministro Vladimir Putin puede aparecer en Zürich para calzarse los botines con tapones y darle un empujón a la pelota en favor de su país.
España/Portugal no se quedan atrás y Holanda/Bélgica tampoco en sus esfuerzos para que sus propuestas sean votadas por una mayoría de los delegados.

Para el 2022 son en cambio EEUU, Japón, Qatar, Corea del Sur y Australia los que desean llevarse el trofeo, sino la copa Jules Rimet, por lo menos el honor de entregarla en manos de los triunfadores.
EEUU se sabe estará representado por dos "pesos pesados": el ex-presidente Bill Clinton y el actor Morgan Freeman.
Australia eligió a la modelo Elle MacPherson como torpedo visual para seducir a la mayor cantidad de delegados posibles.

Todo este espectáculo montado con una gran escenografía no esconde sin embargo los nuevos casos de corrupción que sacuden la organización dirigida por Sepp Blatter. La prensa británica denunció hace unas semanas que dos delegados habían recibido sobornos. Ambos fueron retirados de sus funciones. La BBC identificó poco después a otros tres delegados que habrían recibido sobornos por varios millones. Este último caso estaría aclarado en los tribunales, segun la FIFA.

Es de esperar que al final se impongan las mejores propuestas que atiendan a las expectativas de tantos millones de personas que desde las tribunas o desde el sofá de su hogar disfrutan de este deporte. Y la corrupción que está en todas partes, la derriben con sus goles los futuros goleadores que todavía están creciendo en algún barrio de Río, Buenos Aires o Montevideo. Amén.
Publicar un comentario