Páginas vistas la semana pasada

viernes, 31 de mayo de 2019

El Senado uruguayo aprobó el derecho al voto en el exterior.

Añadir leyenda


No es que ya está decidido. Es un paso formal más, luego de la aprobación por la Cámara de Diputados, para establecer un derecho para los uruguayos residentes en el exterior que debió existir desde los inicios de la vida republicana. Probablemente nadie pensó en ello en aquellos años porque prácticamente nadie se iba sino que venían por decenas de miles de inmigrantes al país. 
Tienen derecho los uruguayos que se sienten vinculados al país no solo por la ciudadanía sino también por sus afectos y sus lazos económicos, ya sea por inversiones en negocios a pequeña escala, ayuda a las familias, trabajos ocasionales o permanentes? etc.
 
Derechos y obligaciones tenemos todos a través de la ciudadanía y no debería limitarse para la gente que vive en el exterior salvo que hayan razones que la misma Constitución o la ley lo impida. En casi todos los países europeos y sudamericanos existe ese derecho. Porqué, hay que preguntarse. 
Si la Constitución no lo impide ese derecho a votar es inalienable allí donde estés. Hay embajadas y consulados en buena parte de las capitales del planeta para ejercer el voto sin necesidad de viajar al país.

Claro que la oposición siempre se va a oponer con el argumento de que es inconstitucional porque la persona no reside en el país ya que no está en sus intereses darle a una buena cantidad de uruguayos la posibilidad de votar... al Frente Amplio.  
Son los uruguayos y la nueva generación, los hijos de los que huyeron de la dictadura y/o que se fueron por la debacle económica del 2000-2002 los que podrían hacer uso de ese derecho. Eso hace temblar en el Parlamento a los más “guapos”. 

Así como la derecha menos extrema como la más cerril colaboran con personajes como Pedro Bordaberry que nunca amó tanto la Carta Magna como ahora.  Alguien lo oyó mencionar cómo  su padre JM Bordaberry la pisoteó cuando se unió a los milicos para urdir el golpe cívico-militar? 
Resistirán pero algún día, cuando ya no gasten el forro de cuero de los bancos  del Parlamento, las nuevas generaciones comprenderán y aprobarán que todos los uruguayos tenemos el derecho de votar allí donde estemos si deseamos cumplir con ese derecho que también es una obligación. 
No sólo  unirnos para gritar por la celeste en cada campeonato de fútbol o cualquier otro deporte! También queremos que el país sea un ejemplo en derechos civiles y sociales, en la redistribución de la riqueza, en una democracia transparente, en combate a la corrupción y a las bandas criminales,a luchar por la paz y contra las ambiciones hegemónicas de los imperios, etc, etc.
Por eso siempre estamos dispuestos a gritar juntos a miles de gargantas: Uruguay nomá!

No hay comentarios: