Páginas vistas la semana pasada

lunes, 13 de junio de 2016

Copa America Centenario Grupo B

Brasil 0 Perú 1

Ecuador 4 Haití 0

Liquidó un manotazo a Brasil? Un polémico gol peruano sacó de la Copa América a un despintado Brasil frente al equipo incaico en un partido muy disputado pero sin brillo. Se hablará mucho de este partido y de este gol cobrado por el juez compatriota Andrés Cunha. Viendo las imágenes de la tv desde los distintos ángulos solo la cámara que enfoca la jugada desde el costado de la cancha muestra que el jugador peruano Raúl Ruidíaz empuja aparentemente con el brazo la pelota en una acción muy veloz y que desde la perspectiva del árbitro pudo ser difícil de apreciar por tener por delante a tres jugadores. El propio Ruidíaz afirma, posteriormente al partido, que la empujó con el muslo, y debo reconocer que pudo ser como el jugador dice. En todo caso ante las protestas del guardameta brasileño Alison, Andrés Cunha hizo lo correcto: consultó con sus asistentes y probablemente nadie pudo afirmar con autoridad que el gol había sido producto de una infracción. Catástrofe para la canarinha.

La duda por ahora está si el cuarto juez que tiene acceso a las imágenes de video le confirmó o no al árbitro si el gol había sido producto de una infracción del jugador peruano. Las imágenes de video muestran al arbitro en diálogo por medio del micrófono con sus asistentes y directamente con el juez de línea, por lo que en este caso no parece haber dudas sobre el esfuerzo por esclarecer la situación y no un capricho autoritario del árbitro. Ante la probable situación de duda Andrés Cunha dio por validado el gol, confirmando así su primera decisión.

Las reglas de la FIFA niegan a los árbitros la posibilidad de dar una versión pública sobre cómo vieron ellos estas jugadas polémicas; y en caso de  ser una decisión consultada con los colegas, dejar en claro cómo transcurrieron las consultas entre unos y otros. Aunque el jugador peruano niega la falta, las imágenes de la tv tomadas por la tercera cámara aparentemente le dan la razón a los brasileños como para determinar que sí hubo un manotazo. Pero las imágenes de la cámara detrás del arco parece que Ruidiaz la empuja con la parte superior del muslo como él afirma.

 Brasil una vez más sale antes de los esperado de un torneo internacional y no fue solo por este polémico gol, el 7 a 1 contra Haití fue un espejismo frente a un débil rival. Y Dunga baila en la cuerda floja después de tantos repetidos fracasos. Dos grandes de la Copa, Brasil y Uruguay se despiden tempranamente del torneo y abren paso a otros países, Argentina, Colombia, Mexico, Ecuador y algún que otro tapado a conquistar este devaluado trofeo.

En el otro partido Ecuador dio cuenta sin problemas de Haití como se esperaba con un 4 a 0 contundente,
Publicar un comentario