Páginas vistas la semana pasada

lunes, 27 de junio de 2016

COPA AMERICA CENTENARIO Final Argentina vs Chile

FINAL ARGENTINA 0 (2) VS CHILE 0 (4)

El MetLife Stadium de Nueva Jersey desbordaba de publico, banderas y pancartas albicelestes y rojas, la noche de ayer, esperando que comenzara la final de la Copa América Centenario entre Argentina y Chile. 
El partido comenzó como era de esperar. Con la adrenalina rebosando por todos los poros de los jugadores de ambos equipos y la intensidad del partido al máximo. La intensa presión sobre el rival llevaba inevitablemente a que se cometieran faltas por ambos lados. Algunas de alta factura, lo que empieza a enrarecer el clima dentro de la cancha que ya estaba al rojo vivo. El árbitro brasileño Heber Lopes comienza a repartir tarjetas amarillas para ambos lados.Y en esos intercambios de faltas, Díaz comete la segunda falta a Messi poniéndole el cuerpo por delante para detener su ataque frontal. El juez Lopes  le saca amarilla y no puede evitar sacar la roja porque ya tenía otra amarilla por falta también a Messi. Me queda la duda de si se merecía una tarjeta amarilla por esa obstrucción.

Protestas furibundas chilenas y el clima del partido sigue enrareciéndose. Esta es una final de equipos sudamericanos, sin piedad con el rival y con poco fútbol. La temperatura está al rojo vivo en la cancha pero no está menos caliente al costado , los DT Martino y Pizzi intercambian reproches y ambos se muestran coléricos por las actitudes de los jugadores rivales y las decisiones del juez que tiene grandes dificultades para encarrilar el partido. En tanto Iguaín se pierde solo ante Bravo un gol imposible de errar. La pelota se va apenas  desviada y sigue el 0 a 0. En tanto Chile trata de llegar al área albiceleste pero sin mucho éxito, aunque se crean un par de jugadas peligrosas que no pueden culminar. 

En ese forcejeo chileno por convertir un gol, el lateral izquierdo argentino Rojo, comete una falta sobre Vidal que le cuesta la roja directa y el partido queda igualado con 10 en cada equipo. Una decisión dudosa también del arbitro Lopes a mi criterio,  porque si bien Rojo se merecía una amarilla, no había sido sancionado antes con tarjeta. El árbitro con esta decisión emparejó los equipos y ambos terminaron el 1T con diez jugadores. Estos 45 minutos iniciales fueron bastantes mediocres con algunos chispazos de Messi y Banega por el lado argentino, y Vidal y Sánchez por el chileno.

 2 T

El inicio del 2 T tiene un clima completamente distinto ya que existen más espacios con menos hombres en la cancha.  El juego pasa a ser lento y los rivales se estudian sin arriesgar mucho. Seguramente los DT también aplacaron los ánimos en el vestuario porque el partido podía terminar desfavorable para cualquiera de los dos si había más expulsiones.

Ambos equipos se ordenaron con un 4-4-1, aunque el sistema se hacía muy flexible a la hora de atacar. Chile presionaba más y hacía circular la pelota de lado a lado del campo en los primeros minutos, pero sin crear realmente peligro frente a la valla de Romero. Argentina estaba más a la expectativa y Messi insistía en jugadas individuales que los chilenos neutralizaban rodeándolo y quitándole la pelota, o en el peor de los casos cometiendo falta. El 10 argentino fue bien marcado durante el partido, aunque no siempre pudieron pararlo, pero sus remates, que fueron pocos, no tuvieron el acierto de otras veces.

En el ataque albiceleste Iguaín se mostraba poco fino, y al final fue reemplazado por Agüero que tampoco hizo daño y desperdició una oportunidad increíble solo frente a Bravo.

Martino, el DT argentino cambia a Di María por Kranevitter dándole mas contención en el centro del campo al equipo, pero quitándole posibilidad de un ataque más letal.
La opción de gol chilena llega a través de Vargas que remata cruzado pero Romero responde  bien y contiene la pelota.
Ya al final del 2T Chile intenta cerrar el partido y una jugada entre Bosejour y Vargas es neutralizada con cierto pánico por la defensa argentina. 

Se nota el cansancio en muchos jugadores cuando el arbitro pita el final del partido. Pero les esperan los 30 minutos de alargue.

Alargue

El ritmo del partido sigue siendo lento en el alargue como era de esperarse, pero hay dos intentos por definirlo por cada lado: un cabezazo de Vargas que salva Romero espectacularmente, y su colega Bravo no es menos y salva el cabezazo de  Agüero que iba al ángulo.
La actitud de los dos equipos sigue siendo cautelosa por lo que la emoción decrece pero los nervios están de punta,y se pasa a la segunda prolongación sin haber movido el tanteador.
En Chile sale Sanchez y entra Silva en su lugar y Castillo por Vargas. En Argentina sale Banega y entra Lamela. En los últimos minutos Argentina presiona y se suceden una serie de oportunidades pero la defensa chilena responde anulando los intentos de los jugadores albicelestes. Y finaliza el alargue con un 0 a 0 más grande que ruedas de bicicleta.

Ahora la definición será por penales y todos se preguntan  si este partido terminará con el mismo resultado que en la final de Copa América del año pasado. No quedan dudas, Chile define mejor en la tanda que termina 4 a 2.  Aunque para Chile la cosa comenzó mal porque Vidal define pésimo y  Romero le ataja el remate. Pero cuando Messi, que lo sigue, remata  a la tribuna es para no creerlo. Finalmente Silva es el ultimo en tirar, y no falla: Chile campeón. El sueño argentino se destroza, y no gana la copa número 15 como esperaba. El embrujo de los penales persigue a una selección que hizo un buen torneo, pero después de tanto nadar murió en la orilla. Y Messi será probablemente para muchos aficionados y comentaristas argentinos el culpable de esta derrota, poniéndole un crespón negro a su carrera deportiva. 
Publicar un comentario