Páginas vistas la semana pasada

domingo, 5 de junio de 2016

Copa América Centenario

Ecuador 0 Brasil 0
Grupo B

El equipo ecuatoriano resistió los embates brasileños y se llevó un empate con sabor a
victoria.  Los dirigidos por Dunga no consiguieron abrir una brecha en la compacta defensa ecuatoriana donde Mina y Paredes se convirtieron en un baluarte rocoso ante la embestidas brasileñas. En el primer tiempo Brasil imprimió un ritmo vertiginoso, con pases acertados y la pelota en continuo zigzag pero morían en el ya mencionado muro ecuatoriano. Es que Brasil jugó el primer tiempo con un falso 9, Jonas, que poco aportó al ataque. Wiliam y Coutiño fueron los creadores del juego de la canarinha pero sus esfuerzos fueron neutralizados una y otra vez. Trataron también por los laterales con Alves y Filipe Luis sumados al ataque, pero el muro ecuatoriano también los anuló. Pocas chances de gol ya que Ecuador en el primer tiempo solo se dedicó a frenar el ímpetu de Brasil.

Sin embargo en el segundo tiempo Ecuador con Bolaños y los dos Valencia arriesgó más y salió decidido a darle uno que otro dolor de cabeza a los centrales brasileños. El partido se hizo más cerrado a medida que pasaban los minutos hasta que en un contraataque ecuatoriano la pelota se le coló en el arco al guardameta brasileño inexplicablemente. Él línea levantó el banderín señalando que la pelota había salido por la línea de fondo y el gol fue anulado. Sin embargo las imágenes de la Tv no confirman tan claramente la decisión arbitral.

Brasil a su vez lo siguió intentando pero su juego siguió frustrándose en él área rival a pesar de los cambios introducidos por Dunga. Lucas Moura que entró en los últimos minutos fue el único que  protagonizó la jugada más peligrosa con un cabezazo que se fue apenas afuera.Y es que Brasil tiene una racha de empates en partidos amistosos y por las eliminatorias  al mundial, la anterior había sido con Uruguay 2 a 2 en su propia cancha, que cada vez causa más irritación entre los hinchas brasileños. Dunga no encuentra la fórmula y el rendimiento de la canarinha se derrumba ante equipos defensivamente bien plantados que  diluyen el buen juego que por momentos desarrollan sus hombres.
El partido con pocas incidencias violentas tuvo algunos encontronazos donde los ecuatorianos hicieron sentir la presión física usando en algunas oportunidades un juego fuerte pasado de la raya, pero no fue un partido donde predominara un juego con malas intenciones.

Ecuador sale fortalecido de este encuentro, Brasil se encuentra ante el fantasma del último Mundial donde fue eliminado por aquella histórica goleada de Alemania. Ya no sorprende tanto que el otrora gigante sudamericano se tambalee frente a rivales que han nivelado su juego. ¿Faltó Neymar? Sinceramente no creo, ante la férrea marca ecuatoriana no hubiera sido mucha la diferencia, tal vez en cantidad de tiros libres, ya que Neymar tiene la habilidad de provocarlos. Fue un empate justo.

Publicar un comentario